Jaguar quiere acercarse a la clase media con nuevos modelos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Ahora mismo Jaguar se mueve en un terreno un tanto pantanoso. No es una marca de súper lujo y tampoco compite con las marcas premium que se nos vienen a la cabeza como BMW, Audi y Mercedes-Benz. Está en un punto intermedio que no le permite posicionarse del todo bien teniendo en cuenta cómo está el mercado. Llegar a la clase media, que como sabéis cada vez está más debilitada, pasa por un nuevo planteamiento y una reestructuración profunda.

Tres propuestas en el aire

En esas están los responsables de la compañía británica, dispuestos a rebajar sus pretensiones para comercializar modelos más asequibles. No hay que hablar de modelos para todos los bolsillos porque los concesionarios Jaguar no se van a convertir en un mercadillo, pero sí darán entrada a un sedán, un familiar y un SUV de nueva factura. ¿Para cuándo? Se rumorea que para 2015.


La inversión que llevarán a cabo en los próximos años no será pequeña. El objetivo no es otro que recortar distancias respecto a marcas como Land Rover, que últimamente están adaptándose a las necesidades de sus clientes para ofrecerles lo que quieren. Para que os hagáis una idea, por cada Jaguar que se matricula en España se matriculan cinco Range Rover Evoque. La cifra es cuanto menos preocupante para una marca que como Land Rover vive bajo el paraguas de Tata Motors.

Se habla de un competidor para los Audi A4, BMW Serie 3 y Mercedes-Benz Clase C. Es decir, un Jaguar XF más pequeño (tal vez tipo sedán) que llegaría acompañado de una variante familiar. Todo ello junto a motores más austeros para que las versiones de acceso sean menos derrochadoras y más accesibles.

Nunca es tarde para fabricar un SUV

Para terminar, es evidente que van a utilizar todas las herramientas necesarias para fabricar un coche muy parecido al Evoque. La plataforma la tienen en casa y ahora solo necesitan imprimir su sello de identidad para fabricar un SUV capaz de atraer a cualquier. En este caso podrían apostar por algo más lujoso para no canibalizar las ventas del Land Rover más vendido del momento, entre otra cosas porque les valdría para competir con el futuro Porsche Macan. Eso o fabricar un SUV todavía más grande para plantear batalla al Porsche Cayenne y a ese futuro SUV de Bentley que hoy hemos sabido que llegará al mercado en 2016.

Jaguar,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *