El Porsche Cayenne de Robert Lewandowski sufre las iras de los aficionados


La afición del Borussia Dortmund no acaba de asimilar la marcha el próximo verano de su jugador estrella, Robert Lewandowski, al Bayern de Múnich. El delantero polaco deja el club de Dortmund, con el que llegó a una final de Champions (que perdió precisamente contra el Bayern) para irse al conjunto de Pep Guardiola, un movimiento que también protagonizó recientemente la otra perla del Borussia, Mario Götze, y que los aficionados han criticado duramente… llegando en ocasiones a sobrepasar los límites.

El caso es que no sabemos si unos aficionados por simple despecho, o unos ladrones, se han llevado las ruedas del coche de Robert Lewandowski, un Porsche Cayenne GTS, una máquina con 420 CV de potencia suministrados por un motor V8. Al menos, tal y como vemos en las fotos, los ladrones tuvieron la gentileza de poner unos ladrillos sujetando el coche para no dañar los bajos del vehículo. Todo un detalle por su parte.

Un fichaje polémico

No es la primera vez que Lewandowski protagoniza un incidente con automóviles de por medio. Hace poco un fan le denunció por agresión después de que el delantero polaco no se tomara muy bien un gesto que el aficionado le dedicó desde su coche (y que implica al dedo corazón de la mano). Al parecer, Lewandowski intentó agredir al fan y éste le denunció, aunque más tarde retiró los cargos.

Ahora el crack de la Bundesliga vuelve a ser víctima de las iras de aficionados. Y sobre todo su Porsche Cayenne, una bestia valorada en más de 100.000 euros capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 5,6 segundos y de llegar a los 261 km/h de velocidad punta.

Si las reacciones al fichaje de Lewa por el Bayern han sido de este calibre, no queremos pensar lo que pasará cuando el año que viene se enfunde la camiseta rival en el estadio del Dortmund. ¿Alguien se acuerda de Figo en el Camp Nou?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *