Ejemplos de publicidad engañosa en anuncios de coches


Como bien dijo el cómico estadounidense, Fred Allen, “La publicidad es 85% de confusión, y un 15 % de comisión“. No obstante, ¿existe la publicidad engañosa en la industria del motor? La respuesta es sí, evidentemente. Las compañías más distinguidas del mundo automotriz no pestañean jamás a la hora de despilfarrar millones en campañas de marketing tan impactantes como embaucadoras, con imágenes y anuncios donde a todos nos suenan coletillas como “Oferta válida hasta el día X del mes X“, o “Desde sólo 300 € al mes“, por poner dos ejemplos. ¿Crees que todo esto es falso? veamos algunos casos reales donde el fabricante de vehículos ha sido “cazado” por esta malintencionada táctica de ventas.

Hecha la ley, hecha la trampa

Aunque en muchos países la publicidad engañosa pueda estar objetada, regulada e investigada por entidades de protección al consumidor, algunas empresas continúan esta práctica a pesar de afectar seriamente su imagen en el mercado. La Ley General de publicidad 34/1988, del 11 de noviembre de 1988, regula que la publicidad engañosa es considerada una forma de publicidad ilícita (art.3): «Se considera ilícita la publicidad engañosa, la publicidad desleal y la publicidad agresiva, que tendrán el carácter de actos de competencia desleal en los términos contemplados en la Ley de Competencia Desleal».

Casos de publicidad engañosa

Peugeot 407 Hdi y Peugeot SW Hdi


A la UCE española (Ecologistas en Acción y Unión de Consumidores de España) no les gustó demasiado que la multinacional Peugeot mintiese tan impunemente en sus anuncios del Peugeot 407 Hdi y Peugeot SW Hdi. En ellos, la compañía gala recalcaba que “Cada vez son más los que contaminan menos“, pregonando que sus modelos emitían menos de 120 gr/km de CO2. Además, también rotulaban que “Hasta que lleguen esos maravillosos coches que funcionan con vapor de nubes o polvo de estrellas, puedes emitir menos CO2” La audiencia provincial de Madrid demostró que la compañía Peugeot infringía el Real Decreto (RD 837/2002), que regula la manera de informar sobre la contaminación de vehículos. Una semana más tarde, El Mundo y El País (periódicos que habían publicado el anuncio) difundían en sus páginas la resolución judicial del caso.

Nissan Micra DIG-S 2011


No se puede decir que se trate de publicidad engañosa, pero sí que puede generar bastantes dudas. El Nissan Micra DIG-S llegó en 2011 como un modelo “capaz de recorrer más de 1.000 km sin repostar”. Sin embargo, si el consumo medio homologado del modelo es de 4,1 l/100 km, y el depósito es de 41 litros totales, sí puede recorrer hasta 1.000 km sin parar en la gasolinera (dependiendo de la conducción), pero no “más de” esa cantidad.

Tesla Model S 2013


El Tesla Model S también llegó con trampa, aunque la compañía americana fue denunciada por ello. El precio que mostraba el anuncio era hasta 5.600 € más bajo que el real, un importe que ya descontaba la ayuda del estado. Sin embargo, según fuentes públicas ésta ayuda sólo puede ser demandada por el 20% de la población, por lo que el resto (el 80%) deberían pagar mucho más del precio anunciado.

Los 10 modelos del caso FACUA en 2009


La asociación de consumidores FACUA publicó en 2009 un estudio realizado sobre la publicidad de diez fabricantes de coches. En su investigación, consiguieron demostrar que hasta 10 multinacionales automovilísticas eran culpables de publicidad engañosa, ya que estas anunciaban un precio distinto al del precio real del coche ofertado. Veamos qué engaños fueron los denunciados.

Alfa Romeo Mito: El utilitario de la firma italiana se comercializaba por 15.981 euros, un 34% más (4.081 €) de los 11.900 € anunciados.

Peugeot 207: El modelo estaba a la venta por por 14.326,73 €, un 56% más (5.126,13 €) de los 9.200 € que los potenciales clientes creían por el anuncio.

Mercedes GLK 220 CDI BlueEfficiency: Su precio auténtico era de 43.689 €, un 17% más (6.189 €) de los 37.500 € que decían que costaba.

BMW X3 xDrive 18d: El pequeño todoterreno de la firma alemana se comercializaba por 35.500 €, un 8% más (2.600 €) de los 32.900 € anunciados.

Nissan Qashqai: El famoso SUV costaba 23.572 €, un 31% más (5.816 €) de los 18.700 € anunciados.

Opel Astra EcoE: La versión más básica estaba a la venta por 16.179 €, un 17% más (2.379 €) de los 13.800 € que muchos creían que costaba.

Volkswagen Golf: El súper ventas del Grupo VAG costaba 20.156 €, un 9% más (1.656 €) de los 18.500 € anunciados.

Renault Clio: Aquí está la diferencia más amplia entre coste falso y precio real. El modelo se vendía por 22.258 €, hasta un 150% más (13.358 €) de los 8.900 € anunciados.

Skoda Yeti: En realidad, el coche se vendía por 22.702 euros, un 20% más (3.802 euros) de los 18.900 € que resaltaba el anuncio.

Suzuki Gran Vitara: Este coche de Suzuki se exhibía en los concesionarios por 29.400 euros, un 60% más (10.970 euros) de los 18.430 € que se mostraban en el anuncio.

Anuncios,
>

También te puede interesar...

2 comentarios

  1. Hay un caso de publicidad engañosa que casi la práctica totalidad de empresas sobre todo de automóviles de segunda mano han puesto en marcha desde hace un tiempo. Se trata de anunciar los coches por un precio, que si se quiere pagar al contado resulta que siempre se tienen que añadir entre 600 y 1.500 euros. ¿cómo es posible que si quiero comprar un coche encima que tengo el dinero tengo que pagar más que uno que lo financia? Toda la historia deriva que las financieras pagan una comisión a las empresas de compraventa, importe que “teóricamente” añaden al precio del “pobre desgraciado” que quiere pagar al contado. ¿En qué mundo vivimos? ¿ Nadie va a dar la voz de alarma ? Lo normal es poner el precio real que tiene el coche, y si luego se quiere hacer un descuento que se haga, pero me parece muy ruin que a través de un precio más o menos atractivo se acompañe de unos costes financieros que rozan la usura. Pues no hablamos de TAE del orden del 7% o del 9% , que ya de por si son altos, hablamos en ciertos casos de TAE que rondan el 20% TAE. ENTERENSE!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *