Destroza nueve vehículos imitando el Grand Theft Auto


Zachary Burgess, universitario de Auburn (condado de Oakland, Estados Unidos), fue detenido la semana pasada tras secuestrar a una mujer, robar un camión y arrollar hasta nueve vehículos huyendo de la policía en Baton Rouge, Louisiana. Cuando lo esposaron argumentó que “solo quería ver cómo es el videojuego Grand Theft Auto en la realidad”.

Bien es cierto que videojuegos como “Carmageddon”, “Metal Gear Solid” o “Ethnic Cleansing” han abierto el enésimo debate sobre donde está el límite en la violencia virtual en las consolas. En este caso, a esta lista de videojuegos se une ahora el popular sandbox de la compañía Rockstar, el Grand Theft Auto V, número 1 en ventas tras su estreno en el mercado durante el mes de septiembre, con unos 8.000 millones de euros en recaudaciones en tan solo 72 horas.

En esta saga de videojuegos, los jugadores deben ponerse en la piel de un criminal y ser el mejor gánster del crimen organizado mediante el robo de coches y disparos.


Para el jugador de lacrosse Zachary Burgess, estudiante con 20 años de edad en la Universaidad de Louisiana, el Gran Theft Auto no era lo suficiente real y decidió experimentarlo en la calle por sí mismo. Así pues, a las 2:24 de la mañana del pasado sábado los oficiales de policía respondieron la llamada de un hombre al que habían robado su vehículo, y la de un ciudadano de Baton Rouge denunciando una presunta conducción temeraria en el área de Tigerland.

Del Start al Game Over en escasos minutos

Todo estaba relacionado. Tras una noche animando a los LSU Tigers, (equipo deportivo de la Universidad Estatal de Luisiana), Burgess estaba decidido a causar un poco de alboroto. Así pues, comenzó por robar un camión que se encontraba aparentemente sin ocupantes, con las luces encendidas y en mitad de una zona intransitada. La mala fortuna acompañó al estudiante kamikaze, ya que en el asiento del copiloto se encontraba una mujer, presunta novia del legítimo propietario del vehículo, que entró rápidamente en un profundo ataque de pánico.

Cuando los agentes de policía consiguieron detener el camión, Burgess ya había arrollado a nueve vehículos y ocasionado múltiples desperfectos en el material urbano de Baton Rouge. El capitán del departamento encargado del caso, Don Coppola, ha afirmado horas después para la cadena NBC que, tras comprobar que la mujer se encontraba bien, el detenido se defendía diciendo;

Solo quería ver cómo es el videojuego Grand Theft Auto en la realidad.

El joven fue arrestado acusado de robo, secuestro, conducción temeraria y nueve cargos de intento de atropello y fuga. No obstante, el domingo ya había sido puesto en libertad tras pagar una fianza de 80.000 dólares. Y es que, siempre hay alguno que no tiene la sesera en su sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *