Consejos para proteger la tapicería del coche

¿Eres de los que cuidan su coche semana tras semana para que se mantenga como el primer día? Si la respuesta es afirmativa, estoy convencido de que este artículo te va a interesar, ya que vamos a compartir una serie de consejos que te ayudarán a proteger la tapicería.

Como podrás imaginar, la limpieza del coche es fundamental y merece la pena reparar en varios aspectos, por lo que debes centrarte tanto en la carrocería como en el habitáculo para obtener el mejor resultado. ¿Empezamos con los consejos?

Limpieza general

Antes de ponerse manos a la obra con la tapicería, lo ideal es empezar con la limpieza general del interior del coche. Eso significa que hay que retirar el polvo, los restos de tierra y la suciedad que podamos encontrar en todos y cada uno de los rincones, algo que no solo afecta a la tapicería, sino que también afecta a otras partes como las alfombrillas, los paneles de las puertas, el cuadro de instrumentación o el salpicadero. Para ello podemos utilizar el típico aspirador que hay en los túneles de lavado que elimina cualquier resto, si bien es cierto que tú también puedes hacerlo con un pequeño aspirador de los que se tienen en casa, aunque en ese caso debes asegurarte de que es lo suficientemente potente como para limpiar en profundidad.

El sol puede dañar la tapicería

Pensamos en las manchas como principal enemigo de cualquier tapicería, pero lo cierto es que el sol puede provocar grandes destrozos por culpa del impacto negativo de los rayos UV sobre el material del que esté hecha la tapicería en cuestión. Gracias al laminado de lunas minimizamos drásticamente ese impacto, ya que bloquea más de un 99% los rayos UV para alargar la vida y el color de la tapicería de los materiales del interior de tu vehículo, evitando el deterioro producido por el impacto de los citados rayos. Además, no hay que olvidar que también nos ayuda a mantener el coche fresco reduciendo el consumo de aire acondicionado, al tiempo que incrementa la seguridad y la privacidad sin que ello suponga una disminución de la visibilidad desde el interior del coche.

Elimina las manchas de inmediato

Cuando hay una mancha la mejor solución está clara: eliminarla cuanto antes. Es lo que nos recomiendan los fabricantes de sofás y alfombras, y es lo que también te recomendaría cualquier fabricante de tapicerías para coches. Por ello, debemos darnos prisa en cuanto detectamos que se ha manchado una parte de la tapicería. Basta con aplicar agua fría y frotar fuerte con un paño ultra absorbente. Lo que no hay que hacer es emplear agua caliente, ya que con ella podríamos fijar la mancha y tendríamos muchos problemas para acabar con ella.

En el coche no se come ni se bebe

Vaya por delante que cada uno puede hacer lo que quiera en su coche, pero lo que está claro es que la tapicería tendrá muchas posibilidades de acabar en mal estado en muy poco tiempo si las plazas de los pasajeros se convierten en una especie de merendero. Siempre caen migas y siempre puede pasar que se derrame algún líquido, por lo que la mejor forma de mantener la tapicería como el primer día pasa por mantener una cierta disciplina con lo que se come y se bebe dentro del coche. Es la misma disciplina que a veces se evapora con el paso de los meses, como si el coche dejara de ser nuevo y se pudiera ensuciar.

Cuidado con lo que cargas

Si el maletero no es suficiente para transportar los objetos que vas a subir al coche, debes saber que las plazas de atrás o la del copiloto están expuestas a posibles daños producidos por todo aquello que vas a cargar. Esto es así especialmente en el caso de productos pesados y de materiales como el metal, sobre todo cuando tienen alguna parte potencialmente punzante que conviene proteger para evitar desgarros en la tapicería, algo muy probable cuando ésta es de materiales tan delicados como la piel.

Y tú, ¿tienes algún otro consejo para cuidar la tapicería del coche?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *