Consejos para cambiar las bujías del coche


La bujía de encendido es uno de los componentes fundamentales en el funcionamiento del motor, ya que es la encargada de causar la chispa que desencadena la composición de aire y combustible después del arranque. En muchos aspectos su calidad puede mediar en el medio ambiente, el rendimiento y la capacidad de los automóviles, así como en la suavidad de las marchas accionadas. Conociendo su importancia, hoy vamos revelaros algunos consejos sobre su instalación lejos de los talleres.

Composición básica y consejos


El cuerpo de la bujía se compone básicamente de una parte superior que se conecta a la bobina del cilindro mediante un cable de alta tensión, mientras que el electrodo de la parte inferior se enrosca a la culata. Si notas falta de potencia en el motor o que tu coche consume demasiado carburante, probablemente ya hayas superado los 60.000 kilómetros de vida útil que los fabricantes suelen recomendar en esta clase de elementos. No olvides que deberás cambiar todas las bujías aunque solo una sea la defectuosa, y no dejar que el motor pague las consecuencias.

Pasos para cambiar una bujía del coche

1. – Apaga el coche al menos una hora antes de comenzar con éste recambio y cualquier otro, la seguridad es sumamente importante. Si deseas retirar los polos conectados a la batería del coche para mayor protección, mucho mejor. Cuando abras el capó deberás encontrar y mostrar cómodamente a la vista todos los huecos de las bujías, recuerda que en algunos casos éstas se encuentran ocultas bajo la carcasa protectora del motor. Una vez hecho esto, veremos que cada una tiene un cable conectada a su cilindro (en algunos casos este cable es amarillo).


2. – Debes desenroscar o simplemente separar muy suavemente el cable que va desde el cilindro a la propia bujía. Una vez que esta pieza se encuentre suelta, ya puedes extraerla del todo con una llave inglesa adecuada (girando en el sentido contrario a las agujas el reloj).

3. – Invertiremos la operación anterior colocando la nueva bujía en el hueco donde estaba la otra, enroscándola de nuevo muy suavemente para no dañar su estructura, y dando un pequeño apretón con la misma llave. Asegúrate que la bujía no esté ni demasiado floja ni demasiado forzada al hueco.

4. – Ahora solo tienes que conectar el cable separado hace unos instantes en la parte superior de la bujía, tal y como estaba. Una vez terminado esto, deberás repetir la misma operación en cada cilindro para cambiar todas las bujías.

5. – Al terminar, vuelve a bajar el capó y enciende de nuevo el coche para comprobar que todo funciona correctamente. Si escuchas un sonido extraño en el motor deberás revisar los ajustes realizados, y si todo ha ido bien solo tienes que dejar el coche encendido un minuto para familiarizar los nuevos componentes.

Automoción, Mecánica,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *