Consejos de conducción en un atasco

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

atasco
Malditos atascos. ¿Quién los habrá inventado? Muchas veces nos cuesta creer por qué se originan, pero otras veces es más fácil darse cuenta de que hay una causa directa. Un accidente, una avería inoportuna, un control policial… Todo tiene una explicación. Incluso la lentitud, las frenadas bruscas o la parsimonia pueden hacer que en hora punta cualquier ciudad importante del país está colapsada por carretera.

Si eres de los que normalmente se ve envuelto en una de esas, deberías tener en cuenta una serie de consejos que harán que te lo tomes con más calma. ¡Acompáñame!

Calma y previsión

En primer lugar, tengo que decir que lo de hacer eses no tiene ningún sentido. Puedes creer que vas a ir más rápido que nadie, pero lo único que lograrás es ponerte en peligro y poner en peligro a los demás. Si hay dos o tres carriles atascados y ninguno de ellos tira, no serás tú quien logre escapar de semejante situación por tu pericia o experiencia.

Es bueno tener el depósito lleno para evitar sustos. El motor consume mucho cuando está en funcionamiento durante tanto tiempo aunque sea a ralentí. Si no tienes sistema Start&Stop para gestionar las paradas, detén el motor si crees que vas a estar parado durante más de dos minutos. Tu bolsillo te lo agradecerá.

atasco
Enciende la radio y escucha música para tranquilizarte. Eso o algún programa que te guste. Tampoco está de más poner las noticias o informarse sobre el estado del tráfico. Así podrás hacerte una idea de lo que te queda de retención.

Si estás parado en un túnel, enciende las luces de emergencia, respeta la distancia de seguridad y no salgas del coche a menos que estés viviendo una situación de peligro como puede ser un incendio. Apaga el motor.

Cuando por fin hayas dejado atrás el atasco, no quieras recuperar el tiempo perdido porque te estarás jugando la vida. Más vale perder un minuto en la vida que la vida en un minuto. Tenlo siempre presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *