Cómo cambiar el aceite del coche


Todos sabemos que el aceite es de suma importancia para el buen funcionamiento y bienestar del coche. Ayuda a mantener una buena salud de todas las piezas del motor y protege al vehículo de posibles desgastes. Por ello, saber realizar un cambio de aceite es casi obligatorio para mantener lo más básico de nuestro coche en perfecto estado. Los que aún no sepáis cómo hacerlo, aquí tenéis la solución: ¿cuáles son los pasos necesarios para cambiar el aceite del coche?

Antes de comenzar, recuerda que es aconsejable realizar un control periódico del aceite así como seguir las recomendaciones del fabricante. Si tu vehículo consume aceite mineral, es aconsejable cambiarlo antes de superar los 5.000 km de desgaste, si por el contrario necesitas aceites sintéticos o semisintéticos, el recambio debe realizarse una vez alcanzados los 10.000 km.

Instrumentos necesarios

  • Aceite para tu motor (con su filtro correspondiente).
  • Dos grandes cuñas para las ruedas delanteras.
  • Un recogedor de aceite.
  • Guantes de trabajo (preferiblemente látex).
  • Llave combinada e inglesa para el filtro de aceite.

Los 5 pasos para un buen cambio de aceite


Lo primero de todo es encender durante unos pocos minutos el coche para calentar el aceite. De este modo se vaciarán mejor las impurezas. Si el vehículo ha estado funcionando durante unas horas, el aceite podría resultar peligroso y provocar quemaduras, por lo que tendrás que esperar a que el motor se enfríe apagándolo unos minutos.

El depósito se encuentra localizado bajo la parte trasera del vehículo, por lo que tendrás que tendrás que elevarla en pos de un buen vaciado del depósito. Utiliza las cuñas para realizar este ejercicio (nunca uses gatos, son muy inestables) y asegúrate de apretar bien el freno de mano y dejar puesta la primera marcha.

Es hora de ponerse los guantes para proteger las manos de las sustancias químicas perjudiciales. Coloca el recogedor de aceite bajo el tapón del depósito y cuidado con el primer chorro, una salpicadura en el rostro puede resultar fatal. Una vez vaciado el aceite, vuelve a enroscar bien fuerte el tapón.

Ahora cambiamos de situación, retiramos las cuñas y nos vamos a la parte delantera del coche para abrir el capó. Localiza el filtro viejo de aceite, quizás necesites una llave especial para desenroscarlo. Una vez hecho esto, coge el nuevo filtro y lubrica el sello de goma con una ligera capa de aceite antes de enroscarlo de nuevo.

Retira el tapón para llenar el depósito de aceite, está situado en la parte superior del motor. Coloca el embudo en el agujero (algunas botellas de aceite ya vienen con uno) y vierte el aceite en el depósito. Comprueba que lo niveles de aceite son los correctos para su buen funcionamiento y sobre todo, no olvides revisar la parte trasera del vehículo para comprobar que no gotea nada aceite.

Siguiendo estos sencillos pasos, habrás ahorrado tiempo y dinero en el mecánico. ¡Buena suerte!

Mecánica,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *