¿Coches clásicos o muebles para el hogar?


El gusto (amor en muchos casos, diría yo) por los coches de algunas personas puede llegar hasta límites insospechados. Hay incluso quien es capaz de llevar sus modelos preferidos a su propia casa, convertidos en flamantes muebles. ¿Cuestión de moda y estilo o verdadero gusto por el mundo de las cuatro ruedas? Sea como fuere, hay que reconocer que algunos de estos coches convertidos en muebles son muy curiosos. ¿Los tendrías en el salón de tu casa?

Ford Mustang de 1965 – Mesa de Billar Edición Coleccionista


Con unas medidas basadas en un ancho de 121 cm y una longitud de 243 cm, esta mesa de billar con pintura original de la casa Ford hace las delicias de cualquier amante de los muscle cars americanos. Aunque parezca algo friki, hay quien puede pensar que es una forma de mantener bajo techo a un miembro más de la familia, y darle una segunda oportunidad de uso. Cuidado con rayarle la tapicería con el taco.

Una MINI mesa de despacho


Todo el mundo conoce aquello de que “es malo llevarse el trabajo a casa“, aunque hay personas tan testarudas que se llevan el trabajo al coche y después el coche al despacho. Y como en Estados Unidos toda vale en su amplio sistema de oferta y demanda, existe una empresa que por unos 5.000 dólares (4.100 euros) recoge tu antiguo coche y lo transforman en una genuina mesa de trabajo, ya sea para casa o para la oficina. En algunos casos, no solo limpian y restauran las ruedas, los faros, la pintura y todos aquellos elementos con miles de kilómetros a su espalda, sino que también pueden añadir un aparato de música en el salpicadero y amplio un abanico de detalles más (interiores de cuero o madera, vinilos nuevos, etc.). Es la forma más literal de que un coche te de trabajo.

Sofá Cadillac de 1959


Unos 7.000 € cuesta transformar el trasero de un Cadillac Eldorado de 1959 en un bello sofá. Si quieres tener un bello homenaje a la cultura del rockabilly americano, el Rock & Roll y los coches de la edad atómica, sin duda te sentirás (o te sentarás) como nunca con un modelo tan mítico delante de la televisión. Posee un bonito acabado, una tapicería totalmente restaurada y hasta luces traseras originales.

Por fin un coche para dormirse al volante


Hay quien se ha llevado el coche a algún lugar y, fatalidades del destino, no le ha quedado más remedio que dormir con el asiento reclinado. Cierto, nada como dormir en casa bajo la comodidad de tus sábanas aunque, ¿por qué no dormir en ambos sitios a la vez? Algunas empresas han comenzado a transformar coches en camas para todas las edades, (véase la imagen, con el famoso escarabajo Herbie y el número 53). Si cuando eras niño soñaste con una así, ahora es tu oportunidad.

Estanterías con forma de coche


En esta ocasión, no hablamos de coches reales reconvertidos, sino de réplicas a tamaño real de la parte delantera (desde el parachoques hasta la entrada del capó) de algunos modelos míticos de la historia. Así, los fans de los mejores coches americanos pueden tener en su habitación la imagen de un Ford Mustang 390 GTA de 1967, un Dodge Challenger SRT de 1970 o un Corvette de 1957, entre otros.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *