El coche más pequeño del mundo ingresará en el Libro Guinness de los Récords


En su taller de Phoenix (Arizona, EE.UU), Austin Coulson construye a sus 29 años automóviles personalizados a una clientela que, a principios de Septiembre, ha descubierto la cara de su mecánico estampada en el libro Guinness de los Récords con el coche más pequeño del mundo (homologado), el I´m BIG (Soy grande).

Su historia con los coches comienza en los años 90, cuando el pequeño Austin Coulson se quedaba fascinado por todos los registros de automóviles que encontraba en el famoso Libro Guinness de los Récords. Desde entonces, soñaba con tener su nombre impreso en aquellas hojas y con la ayuda de su actual novia Lisa Stoll, ha cumplido su deseo de juventud.

El principio de esta historia data desde comienzos del año 2000. Cuando Austin Coulson contaba con 16 años compró su primer coche, un viejo Bronco con la transmisión estropeada. No se lo pensó dos veces; se hizo con un manual de reparación para su coche y aprendió desde cero a remover las tripas de su automóvil hasta confeccionar un motor más pequeño y práctico.

El nacimiento del coche más pequeño del mundo


En 2011 se le ocurrieron algunas ideas para un vehículo en miniatura después de acudir a una competición de karts. Pensó que sería buena idea llevar un coche de semejantes dimensiones y velocidad a la calle, y que a la vez estuviera homologado legalmente para su conducción.

Así nace el pequeño coche de paseo por encargo ‘I´m BIG‘. No es que sea lo más práctico del mundo, pero es apto para carretera y tiene los sistemas necesarios en funcionamiento para afrontar la ITV americana, como la bocina, luces largas y cortas, intermitentes y hasta parabrisas. Las medidas del “Soy grande” descapotado parecen las de una casa de Barbie, con 1´30 metros de largo, 63´5 cm de alto y 68 cm de ancho. Consume 3´7 litros de gasolina cada 60 kilómetros.

El anterior Guinness de los Récords al vehículo más pequeño del mundo lo ostentaba la empresa británica Peel Engineering con el famoso microcoche Peel 50, el cual pudimos ver en el programa Top Gear. Ahora, ese título ha pasado a manos de un chico de Phoenix, quien ha visto cumplido su sueño americano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *