10 aspectos que deberías considerar antes de comprar un coche

concesionario-Nissan
Comprarse un coche no es una tontería. No es lo mismo que meterse en una hipoteca, desde luego, pero hay que pensárselo muy bien antes de dar el paso para no arrepentirse. Suele suponer un desembolso muy importante para una familia y eso significa que hay que considerar ciertos aspectos clave para acertar en la decisión.

Esos aspectos son los que vas a poder leer a continuación. He preparado una pequeña guía que te recomiendo leer antes de acercarte a los concesionarios para que tu elección sea la idónea en función de tus gustos y necesidades. ¿Preparado? ¡Empezamos!

Presupuesto para la compra del coche

Por desgracia es un punto que no nos podemos saltar a la ligera. La cantidad de dinero disponible para la compra del coche es fundamental, ya que a todos nos gustaría ir a por un Mercedes-Benz Clase S, pero es evidente que no está al alcance de todos los bolsillos. Por lo tanto, es algo que nos condiciona mucho.

Haz números y piensa si quieres financiar parte de la compra. Yo no te lo recomiendo porque acabarás pagando mucho más por culpa de los intereses, así que mi consejo es que ahorres y no tengas prisa. Además, ten cuidado con la típica promoción que anuncia un precio de escándalo, ya que suele ir ligada a una financiación con cantidad y plazo mínimos que hace que al final pagues más de lo que te costaría aportando todo o casi todo el dinero en el momento de la compra.

Mercedes
Piensa que estás en una negociación. El comercial quiere vender el coche por lo máximo posible, pero está dispuesto a bajar el precio con tal de cerrar la venta. Te soltará frases con las que tratará de evitar que entres en regateos, así que debes anticiparte dejando caer que tienes algo menos de presupuesto o que has visto un modelo de la competencia que cuesta menos. Puede que acceda a bajar el precio, o puede que lo mantenga ofreciéndote más equipamiento. Sea como sea, es muy probable que salgas ganando.

Uso que se le va a dar

Determinar el presupuesto disponible es importantísimo, como también lo es saber el uso que se le va a dar al coche. ¿Eres un chico de 18 años que se va a comprar su primer coche para ir a la universidad y salir de fiesta con los amigos? Con un utilitario te basta. ¿Tienes 28 años y estás pensando en tener hijos? Tal vez deberías plantearte la posibilidad de adquirir una berlina familiar o un monovolumen. Compra pensando en lo que va a ser de tu vida en los próximos años, ya que la mayoría no podemos permitirnos el lujo de cambiar de coche cada cuatro años. Si ese no es tu caso, no tengas en consideración este punto y piensa solo en el corto plazo.

uso-coche

Estética

¿Hay algo que venda más que la estética? Me temo que no. Los fabricantes lo saben y se esfuerzan a la hora de diseñar coches atractivos que nos conquistan en los anuncios, entre otras cosas porque siempre recurren a la versión más equipada de la gama, esa que tiene un precio que no se parece en nada al que anuncian a bombo y platillo con un asterisco y una letra minúscula que casi nadie lee.

El coche te tiene que gustar, eso está claro. Podemos pensar que es algo superficial, pero lo cierto es que todos nos interesamos por un modelo que nos resulta agradable a la vista. Actuamos como cuando somos jóvenes y buscamos novia priorizando el físico como si fuera lo más importante del mundo. De ahí que el que ya lleva tres o cuatro coches comprados rebaje el peso que tiene la estética en su decisión de compra.

Toyota-C-HR

Equipamiento

¿De qué sirve tener un coche muy bonito si el equipamiento es pésimo? Para mí es muy importante que el equipamiento sea decente. No le pueden faltar elementos que considero imprescindibles, como por ejemplo el aire acondicionado, los elevalunas eléctricos, el ABS, el ESP, el equipo de audio…

Hay que tener cuidado porque hay marcas que escatiman mucho para ofrecer precios que captan al cliente. Es el caso de Dacia, que vende sus coches muy baratos por el simple hecho de restar equipamiento que ellos consideran que es superficial. Es lo que nos comentaron en un evento de la firma rumana, y lo cierto es que me quedé con las ganas de preguntarles si el aire acondicionado es algo superficial. Puede que en el norte de Alemania sí lo sea, pero en el sur de España…

De lo imprescindible podemos pasar a lo prescindible, que son elementos de equipamiento como los sensores de aparcamiento, la tapicería de cuero, el Head-up Display, los asientos calefactados o los faros LED de últimísima tecnología.

En lo que no se puede escatimar es en seguridad, motivo por el cual muchos fabricantes suelen ofrecer packs muy atractivos para disfrutar de sistemas como el que te avisa cuando te cambias de carril de forma involuntaria, el que detecta otros coches en el ángulo muerto o el que te avisa cuando estás perdiendo la concentración por fatiga o por distracción.

Dacia-Logan-interior

Espacio disponible

Este punto va muy ligado con el del uso. ¿Qué vas a hacer con el coche? Si lo quieres para ir al trabajo y poco más, no necesitarás un coche muy espacioso y con un gran maletero a menos que seas autónomo y tengas un comercio que te obliga a transportar mercancía, en cuyo caso te recomiendo comprar un vehículo industrial tipo furgoneta.

Los que más espacio necesitan son los que viajan mucho y las familias numerosas. Bolsas de la compra, carrito del bebé, patinete del niño… Hay que tener un maletero de más de 400 litros de capacidad para no tener serios problemas, sobre todo cuando llega el verano y pretendes irte al pueblo con media casa a cuestas.

Si buscas espacio, la mejor opción son los monovolúmenes y los SUVs de gran tamaño. Hay que tener cuidado porque no todos los SUVs son espaciosos. Que sean coches altos no significa que sean coches con un gran maletero y una distancia entre ejes generosa. No hay que caer en ese error.

Por lo general, si hay una marca que suele ofrecer mucho espacio es Skoda, que normalmente cuenta con los modelos con el maletero más grande en todos los segmentos en los que tiene representación.

espacio-disponible

Motor y prestaciones

Es algo con lo que algunos compradores se lían. Lo ven como algo técnico, pero en realidad solo hay que tener en cuenta una serie de datos. Básicamente la potencia y el par máximo, que son los que determinan las prestaciones. El comercial te tiene que informar sobre ambas cifras y también podría decirte cuánto tarda en acelerar de 0 a 100 km/h y cuál es la velocidad máxima que alcanza, sobre todo si estás preguntando por un coche deportivo. Esto último no tiene mucho sentido cuando se habla de un utilitario o un compacto con un motor pequeño.

Consumo y emisiones

Lo anterior se tiene en cuenta, pero todavía se le suele dar más importancia al tema de los consumos y las emisiones. Lo primero porque afecta al bolsillo de forma directa, y lo segundo porque afecta al medio ambiente. ¿La mejor opción? Decantarse por un coche eléctrico, o por un híbrido en su defecto. La inversión inicial es mayor, pero a la larga se amortiza, sobre todo si se recorren muchos kilómetros todos los días. Lástima que en España todavía no se dan las condiciones idóneas para que los compradores piensen en ellos como una alternativa real. El Gobierno no ofrece todas las ayudas que debería y la infraestructura sigue siendo muy pobre, lo que hace que sea poco recomendable afrontar largos recorridos con un vehículo que depende de una batería de iones de litio. Tenemos que aprender de otros países europeos como Noruega, donde un eléctrico ha llegado a ser el coche más vendido del mes en varias ocasiones.

Nissan-LEAF

Fiabilidad

Nos interesa saber qué fabricantes son los más fiables. No queremos quedarnos tirados en una carretera de montaña y no queremos ir al taller oficial de turno a pelearnos con el responsable. De ahí que sea muy recomendable recabar información sobre el coche que nos vamos a comprar. Es bueno saber si tiene un historial de llamadas a revisión que tira para atrás, y también es bueno buscar información sobre el motor y la caja de cambios que monta para saber si son de fiar. En ese sentido, siempre es mejor apostar por soluciones mecánicas con un largo recorrido que ya se sabe que funcionan a la perfección. Probar algo nuevo está muy bien, pero es jugársela.

Mantenimiento

El coche cuesta lo que cuesta, pero luego hay que conservarlo en buen estado. Hay que pensar en el mantenimiento, y con eso no solo me refiero a los cambios de correa de distribución y otras partes del coche que conviene actualizar cada cierto tiempo. También me refiero a que no es lo mismo cambiar los neumáticos de un utilitario que cambiar los de un todoterreno, como tampoco es lo mismo asegurar un Kia Picanto que asegurar un Audi Q7. Hay que pensarlo bien, porque luego pasa lo que pasa: cartelito enganchado en las lunas con el clásico “vendo coche seminuevo”. ¿Moraleja? Las llantas de 18 pulgadas son muy bonitas, pero cuidado…

mantenimiento

Opiniones y prueba de conducción

Cuanta más información mejor. Busca por Internet, echa un vistazo a reportajes, lee opiniones en foros, pregunta a amigos y familiares que tengan experiencia con el modelo y la marca… Todo esfuerzo es poco para estar seguro de que estamos tomando la mejor decisión. Además, si consideras que una prueba de conducción puede resolver todas tus dudas, ponte en contacto con el concesionario de turno y seguro que te dejarán probar el coche durante unos días para que termine de convencerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *