Trucos para comprar un coche más barato


Si te estás planteando la posibilidad de comprarse un coche nuevo, continua leyendo porque esto te interesa seguro. Después de muchos meses de espera, quizás haya llegado el momento. Gracias a la crisis del sector automovilístico, los concesionarios acumulan un mayor stock de vehículos que necesitan vender como sea para dar entra da a los nuevos modelos. Si sabes aprovechar esa situación conseguirás abaratar sensiblemente el precio del coche que deseas comprar.

El mejor momento para comprar es a finales de año, momento en el que los concesionarios revisan las ventas anuales y liquidan el stock sobrante. Las marcas conciertan a principios de año un determinado número de ventas con cada concesionario oficial, de modo que si no llegan a la cifra, el concesionario se ve obligado a realizar importantes ofertas para cumplir el objetivo. Actualmente muchos concesionarios venden con márgenes mínimos porque las agresivas ofertas que realizan las marcas, se unen las que a su vez realizan los concesionarios. Todo esto beneficia al comprador, especialmente si desea adquirir alguno de los vehículos en exposición.

Es importante saber que en las grandes ciudades la oferta es siempre mucho mayor y por lo tanto la competencia hará que existen mayores ofertas, promociones y descuentos. Es mejor comprar un coche en Madrid o Barcelona que en cualquier pueblo de alrededores o ciudades más pequeñas, en algunos casos se encuentran diferencias de unos 2.500 euros para el mismo modelo.

Por Internet puedes encontrar una gran cantidad de portales que ofrecen servicios de venta de vehículos, algunos son coches de ocasión. El número de ventas de coches por Internet ha aumentado exponencialmente en los últimos años, de modo que es una buena forma de encontrar coches baratos, ya sean de seminuevos, gerencia o kilómetro cero.

Recuerda que como comprador tienes derecho a probar el coche que te gusta antes de llevártelo a casa y que la garantía mínima y obligatoria de un coche es de dos años, siempre que el problema sea averías en el vehículo o piezas que vengan con fallos de fábrica. Por otro lado, es fundamental entrar al concesionario con una idea clara para que el vendedor no nos incorpore más equipamiento del que necesitamos posible, ya que esto hará que el coste se incremente considerablemente.

Automoción,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *