Rolls-Royce: clásicos y lujosos

Rolls Royce Phantom Coupe
Los coches que fabrica Rolls-Royce son sinónimo del más alto lujo, calidad y avanzada tecnología. Montarse en un Rolls-Royce es una auténtica gozada al alcance de muy pocos.

Hace ya más de medio siglo que dejaron de vender sus coches en exclusiva a mandatarios, nobles y ricos. Quisieron ampliar su cartera de clientes permitiendo la compra de sus modelos a toda aquel que pudiera pagarlos, que como ya puedes imaginar son más bien pocos.

El Phantom, el más vendido

En la actualidad, su modelo más vendido es el Phantom, un coche que se comercializa en tres carrocerías diferentes: berlina, coupé y cabrio. Se plantea lanzar un RR4, una berlina algo más compacta con la que se pretende alcanzar un sector de jóvenes adinerados y privilegiados interesados por una imagen más deportiva.

Rolls Royce Phantom Coupe 2
El diseño de la parrilla frontal se mantiene inalterable en el tiempo y las líneas cuadradas se entremezclan con las redondeadas. Rolls-Royce quiere mantener sus señas de identidad, las que definen sus modelos como voluminosos, imponentes, elegantes y clásicos.

Mención especial merece el Rolls-Royce Phantom Coupé, en el que la capota eléctrica está recubierta con siete capas de distintos materiales. Todo con un mismo motor para todas las versiones, un imponente V12 de 6.749 c.c. de cilindrada con 460 CV de potencia.

A día de hoy, más del 70% de todos los modelos vendidos por la marca en su historia se conservan en perfecto estado y listos para su empleo.

Rolls-Royce,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *