Los coches de Breaking Bad


Breaking Bad es una de las series de televisión estadounidenses más exitosas de la última década. La gran triunfadora de los Emmy 2014 ha encandilado a toda una generación de telespectadores con “ingredientes químicos” llenos de nuevas relevancias donde resolver paradigmas sobre el bien y el mal. La serie creada por Vince Gilligan y rodada en Albuquerque (Nuevo México), resume el radical cambio de vida de Walter White, un profesor de química al que se le diagnostica un cáncer de pulmón.

Durante 5 temporadas, Breaking Bad estuvo llena de cuestiones familiares, riesgos imprecisos, amistades peligrosas, asesinatos, maleantes con múltiples personalidades y cómo no, lo que más nos gusta, un elenco de automóviles sin igual. ¿Quieres conocer los modelos de coches más famosos usados por Walter, Jesse o Hank? No te pierdas la siguiente lista.

Walter White y Jesse Pinkman – Fleetwood Bounder 1986


La caravana-laboratorio donde White y Pinkman comenzaron a cocinar la famosa meta-azul es ni más ni menos que una Fleetwood Bounder RV de 1986. Esta casa de la metanfetamina rodante (en la serie) presume de cinco agujeros de bala, un interior amplio y un toldo-faldón exterior muy útil para vencer al sol de las secas llanuras norteamericanas. Acabó haciéndose pedazos durante el episodio 6 de la temporada 3 de Breaking Bad.

Walter White – Pontiac Aztek


La personalidad de Walter White (antes de ser Heisenberg) y la del modelo Aztek son muy similares; ambos caminan con una actitud derrotista y no son demasiado populares, se dejaron vencer temprano por sus competidores y su aspecto no impresiona a nadie. En el caso del Pontiak Aztek, hablamos de un automóvil que comenzó su andadura en 2001 para sustituir al Pontiac Sunrunner y que abandonó el taller de montaje en 2005 debido a sus escasas ventas. Aun así, su motor delantero es bastante potente; un V6 de 3,4 litros con 185 caballos a 5.200 rpm.

Jesse Pinkman – Chevrolet Monte Carlo de 1982 y Toyota EZ Tercel


Ambos modelos fueron usados por el “generoso” compañero de White, ya sea para escapar de la DEA como para lanzar a la calle un sinnúmero de billetes por la ventanilla. En Breaking Bad podemos ver el Chevrolet versión coupé de 4ª generación con un aspecto muy distinto al de sus modelos anteriores. El Toyota Tercel llegó un poco después, una vez que Pinkman fue expulsado de su casa y acabó buscando alojamiento en un discreto complejo de Albuquerque. Se trata de un modelo de 3ª generación de 1987 armado con un pequeño motor 1.5 litros, totalmente cauto e idóneo para sus faenas de delincuente.

Skyler White – Jeep Grand Wagoneer de 1991


El Jeep Wagoneer es uno de los primeros modelos SUV 4×4 acuñados “de lujo” lanzado en Estados Unidos. En Breaking Bad, la mujer de White conduce este modelo por su amplio interior, ya que puede resultar cómodo para llevar a su hijo con parálisis cerebral. Su primera generación apareció en el mercado en 1963, siete años antes del Range Rover, por lo que fue todo un alumno aventajado hasta 1991, momento en que dejó su producción.

Gustavo Fring – Volvo V70 de 1998


Gustavo Fring, es un respetado chileno dueño de la exitosa cadena de restaurantes ‘Los pollos hermanos’ de Albuquerque, no obstante, su negocio es solo una tapadera para distribuir metanfetamina en el suroeste americano. En Breaking Bad conduce un Volvo V70 de primera generación, un modelo que sucedió al Volvo 850 y que rivalizó en el mercado contra el Audi A6, el Mercedes-Benz Clase E o el Audi A 6 entre otros. Se nota que la discreción de “Gus” es solo comparable a sus modales y la tranquilidad que le envuelve, no obstante, es un hombre de dos caras (literalmente al final).

Hank Schrader – Jeep Commander de 2006


Es el imponente coche de Hank Shrader, vecino y cuñado de White (para su desgracia) y todo un astuto agente de la DEA. Es un modelo que también posee muchas similitudes con Hank, ambos son fuertes, resistentes, poseen autoridad allá donde van y su interior es cálido, familiar y mucho más grande de lo que aparenta. Se trata de un todoterreno derivado del Jeep Grand Cherokee con espacio para 7 ocupantes elaborado por la casa americana Chrysler desde 2006 a 2010.

Marie Schrader – Volkswagen Beetle de 2006


La hermana de Skyler White, tan profesional en su trabajo como técnico en el hospital Kleinman Radiology Center, es una mujer muy familiar con algún que otro problema de Cleptomanía. Es una de las personas que más ayuda a Walter White con el cáncer y muy querida por su sobrino Walter Jr. Puede que sea el personaje que más le gustan las apariencias y la comodidad, por ello, no duda en conducir un reluciente Volkswagen New Beetle de 2006 que en el mercado americano llevaba el mismo motor que los Volkswagen Jetta y Bora, un 5 cilindros de 2.5 litros y 150 caballos de potencia.

Heisenberg – Chrysler 300 SRT8 de 2008


Cuando Walter White se “transformó” en Heisenberg (su lado más tenebroso) y comenzó a ganar millones con su famosa metanfetamina azul, su imagen de hombre bondadoso no solo comenzó a esconderse detrás de un sombrero y unas gafas oscuras, sino también detrás de un potente y majestuoso Chrysler 300 SRT8. Sin duda es un descuido importante para él y su familia, ya que no es un coche reservado o que pase inadvertido por su vecino Hank (de la DEA) ni para nadie. ¿Por qué? Además de su aspecto, su rugiente motor de 6.1 litros y 432 caballos es capaz de acelerar de 0 a 100 en 4,6 segundos. Todo un impulso que pudo haberle salido caro a Walter.

Walter Jr. – Dodge Challenger SRT8


La joya de la corona en cuanto a automóviles de Breaking Bad es este Dodge Challenger SRT8 que Walter, en un impulso de demencia y total imprudencia, compró a su hijo Walter Jr con la excusa de haber ganado mucho dinero en el juego. No tardó mucho en desaparecer del garaje de Walter ya que la mujer de éste, Skyler, le obligó a deshacerse de él inmediatamente antes de levantar más sospechas. El motor de 392 pulgadas cúbicas HEMI V8 de 6.4 litros entrega a esta bestia nada menos que 470 caballos. El pobre Walter Jr tuvo que despedirse de él, lo que incrementó una decepción con su padre que más tarde aumentaría con los hechos.

Saul Goodman – Cadillac de Ville de 1977


El único personaje de Breaking Bad que posee un Spin-off propio (Better Call Saul) es Saul Goodman, papel interpretado por el comediante estadounidense Bob Odenkirk. Este inmoral abogado de asuntos criminales es todo un AS ayudando a lavar, esconder y distribuir el dinero de White y Pinkman, ayudando además a otros distribuidores de metanfetamina como Gus Fring. Su blanco Cadillac Le Ville encaja perfectamente con su extravagante personalidad.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *