Evitar un atropello por los pelos

Desde Brest, una ciudad bielorrusa situada al suroeste del país, nos llega un vídeo escalofriante que por suerte no terminó en tragedia.

Todo ocurrió en una avenida con dos carriles sin aparente peligro. Un trabajador que estaba borracho se precipitó hasta la calzada con tan mala suerte que se cayó al suelo y a punto estuvo de ser arrollado por un Mercedes CLK que circulaba por el carril derecho.

El funcionamiento del ESP hizo posible una maniobra muy arriesgada que terminó con daños en el coche de la conductora que la realizó. Un susto de los grandes que fue evitado por la pericia y por el buen estado de los elementos de seguridad de los coches implicados.

Accidentes, Videos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *