Enfría el interior de tu coche en segundos


Es el truco más tonto que me han contado, pero lo he podido comprobar en mis propias carnes y funciona a las mil maravillas. Como muestra la foto, la estanqueidad del habitáculo puede disparar la temperatura hasta los cincuenta grados después de tenerlo toda la mañana bajo un sol hispano y achicharrante. Pero hay una forma de paliar esto antes de que nos subamos al vehículo, y es tan simple que raya lo absurdo.

Es el drama del agosto: mediodía, vas hacia tu coche, lo abres y los asientos están calientes, el salpicadero y el volante arden al tacto. Pero lo que nos deja la tensión sanguínea por los tobillos y nos mortifica es la temperatura que ha alcanzado el aire atrapado dentro del coche.

Lo que hace todo el mundo es bajar todas las ventanillas y circular con el aire acondicionado o el climatizador a tope hasta que, a fuerza de tiempo y consumo extra de gasolina, el interior deja de ser como Mordor. Pues es mucho más fácil que eso. De acuerdo, los materiales del coche van a seguir quemando, pero el aire que respiramos y que nos agobia puede bajar hasta ocho grados de golpe, tal y como demuestra el vídeo que podéis ver. Vale… Sólo a los japoneses se les ocurre hacer vídeos así de frikis…

El truco

Al grano: cuando vayas a subir al coche baja la ventanilla del copiloto. Luego abre y cierra tu puerta entre cinco y diez veces con brío y con rapidez. Ten cuidado no te pilles la mano, a mí me pasó la primera vez y me acordé hasta de San Pancracio. Es uno de los principios físicos más simples del mundo: la succión. Al abrir y cerrar la puerta entrará aire del exterior por el lado del copiloto, y, por tu lado, el movimiento de abrir y cerrar expulsará en segundos el aire que había dentro. De manera que todo el aire que estaba atrapado saldrá fuera y en su lugar habrá aire nuevo.

Claro que ese aire nuevo es cálido ¡Hace calor y estamos en verano! Pero ni punto de comparación con la masa viciada e infernal que había dentro. El volante seguirá quemando un rato si no tuviste la precaución de poner un parasol en el cristal delantero cuando aparcarste, pero desde luego no te asfixiarás. Y el climatizador o el aire acondicionado responderán mucho más rápido. Tenéis que probarlo…

Curiosidades, Videos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *