Datos sobre los atropellos en España


Una de las muchas cosas que los conductores españoles debemos mejorar en nuestro comportamiento en las carreteras y vías públicas es el respeto a los peatones o a las personas que circulan en bicicleta. Es verdad que cada vez hay más conciencia social a este respecto, pero no es menos cierto que aún existe gente que sigue dándole a la vida de otros la misma importancia que a una piedra, o al menos así se desprende de su forma de actuar en la carretera.

En Motor a fondo esperamos con estos fríos y realistas datos acerca de los atropellos en España contribuir a seguir mejorando y afianzando la conciencia social acerca de un problema que se lleva demasiadas vidas cada año.

400 muertos por atropello

Esta es la cifra de fallecidos por atropello durante el último año, un número que representa el 20% del total de fallecidos en accidentes en las carreteras españolas. A estos 400 muertos hay que sumarles los más de 1.500 heridos de diversa consideración con que se saldaron los más de 10.000 atropellos ocurridos en el último año. Es decir, a tenor por las cifras, 1 de cada 4.000 personas sufrirá un atropello durante el próximo año.


Los atropellos solo significan el 5% de los accidentes de tráfico totales, pero un 20% de los muertos totales en carretera, lo que nos da una idea de la elevada tasa de mortalidad que se producen en estos siniestros.

Un tercio de las víctimas de atropellos son personas mayores de 60 años, los cuales representan casi el 60% de las víctimas mortales. El 90% de estos atropellos se realizan en zonas urbanas.

Respecto a grupos de población, por sexo las mujeres son un 6% más atropelladas que los hombres, dato que se invierte en el grupo de edad de menores de 15 años, donde los niños sufren un 41% de atropellos más que las niñas.

Un atropello a menos de 50% equivale a una caída desde un cuarto piso. Circular con moderación, respetando las señales de tráfico y al resto de vehículos o transeúntes de la vía, hacer caso a semáforos o pasos de cebra, de veras que no es tan complicado. Siempre pueden ocurrir fatalidades, pero no podemos parar hasta que se minimicen al máximo.

Accidentes, Conducción,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *