Cómo meter un oso de peluche gigante en un coche

oso coche
No creo que sea el titular más buscado del año en Google, aunque tampoco me preocupa demasiado. El objetivo de este artículo es arrancar unas cuantas sonrisas y dejar por unos minutos el diluvio de novedades que nos llegan desde el Salón de Ginebra.

El de risas y coches es un binomio que solo puede localizarse en nuestra querida Rusia, que con todo lo que está pasando en Crimea ya no es tan querida por todos.

El caso es que los protagonistas del vídeo que veréis a continuación se enzarzan en una tarea épica que requiere fuerza, maña y haber merendado como mínimo una taza de leche con cereales.

Con Ted hubiera sido más fácil

Un oso de peluche enorme tiene la culpa de que tres hombres hechos y derechos las pasen canutas. Quieren meterlo dentro de un Volga como si fuera lo más fácil del mundo, pero pronto se dan cuenta de que van a tener más trabajo que Alberto Chicote en “Pesadilla en la cocina”.

Tras algo más de un minuto de intenso forcejeo, logran meterlo en los asientos de la fila trasera. Y digo yo… ¿Por qué no lo ataron al techo? Sería muy divertido y no llamaría demasiado la atención. En Rusia, los osos polares y las ideas de bombero son el pan de cada día.

Videos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *