Cómo dar de baja un coche


Con este artículo mi objetivo es resolver las dudas de todos aquellos que estáis a punto de dar de baja vuestro coche. Sea por el motivo que sea, debéis saber que existen dos tipos de baja: las definitivas y las temporales. Es importante distinguirlas porque el proceso a seguir no es el mismo, tal y como podréis comprobar a continuación.

Antes de entrar en materia me gustaría dejar claro que la baja es el trámite que el titular de un vehículo lleva a cabo para que sea retirado de la circulación. En otras palabras, para no tener que seguir pagando el dichoso Impuesto de Circulación. Dicha decisión hay que comunicársela al Registro de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Bajas definitivas

1- Acudiendo al Centro Autorizado de Tratamiento (el desguace de turno que esté autorizado), donde entregarás tu vehículo asegurándote de que la instalación luce la placa identificativa

En este caso hablamos de titulares de vehículos que se darán de baja por antigüedad. La tramitación difiere en función del tipo de vehículo que vas a dar de baja:

Turismos y furgonetas de hasta 3.500 kilos: En este caso la baja hay que tramitarla en un Centro Autorizado de Tratamiento previa entrega. Lo que debes hacer es muy fácil. Primero hay que entregar el vehículo al Centro con la documentación (tarjeta de inspección técnica y permiso de circulación). Acto seguido hay que firmar la solicitud de baja que te entregarán en el Centro y ya podrás respirar tranquilo.

Asegúrate de que el centro te entrega dos documentos: el certificado de destrucción del vehículo y el justificante de baja definitiva de la DGT. A través de Internet podrás comprobar la autenticidad de los documentos.


Resto de vehículos: No es obligatorio llevar el vehículo a un Centro Autorizado de Tratamiento, aunque sí es recomendable. Además, si lo haces no te verás obligado a abonar una tasa en la Jefatura de Tráfico, que es el lugar al que deberás dirigirte si decides no llevarlo a un Centro Autorizado de Tratamiento.

Te pedirán que lleves rellenada una solicitud, la documentación del vehículo (tarjeta de inspección técnica y permiso de circulación) y la tasa de baja (a no ser que el vehículo tenga más de 15 años de antigüedad).

2- Por el traslado del vehículo a otro país
Es lo que sucede cuando el titular del vehículo se lleva el coche a otro país y decide darlo de baja del Registro español. La baja se lleva a cabo a través de las Jefaturas de Tráfico o con la ayuda de un Gestor Administrativo. Debes aportar lo siguiente: la solicitud rellenada, la tasa de baja, la documentación del vehículo (tarjeta de inspección técnica y permiso de circulación) y la documentación fiscal que corresponda.

Bajas temporales

Este tipo de baja es la que puedes solicitar por los siguientes motivos:

– Por robo del vehículo (en cuyo caso deberás aportar la denuncia)
– Por motivos personales
– Por haber vendido el vehículo a una empresa de compraventa

Deberás pedir el impreso oficial para rellenarlo y aportar los 8,10 euros de tasa (salvo que sea por robo). También te pedirán la documentación del vehículo (tarjeta de inspección técnica y permiso de circulación) y el documento acreditativo de la baja en el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola de la Comunidad Autónoma si se trata de un vehículo agrícola.

Para terminar, deciros que os podéis descargar el impreso de solicitud de baja (definitiva o temporal) a través de la página web de la DGT.

Curiosidades, DGT,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *