Accidente por hacer las cosas mal


Hay accidentes fortuitos que uno no se explica cómo han podido ocurrir, pero en algunos casos no hay mala suerte que valga. Es lo que pueden decir los dos protagonistas del vídeo que puedes ver al final de este artículo. Por una parte tenemos a un motorista con prisa (qué raro, ¿verdad?), y por la otra parte tenemos a un camionero que no ha vuelto a mirar los espejos retrovisores exteriores desde que aprobó el examen de conducir.

La impaciencia tiene un precio

No quiero dar lecciones de conducción a nadie porque asumo que todo el mundo está sobradamente capacitado para saber qué es lo que está bien y qué es lo que está mal. Solo me gustaría que prestaras atención a lo que sucede para que no te pase algo parecido.

Como no quiero fastidiarte el vídeo antes de que lo veas, simplemente te diré que el motorista circula entre dos carriles que no están delimitados. El tráfico avanza muy despacio y se cansa de estar enganchado al culo de un camión. A partir de ahí puedes echarle toda la imaginación que quieras y salir de dudas dándole al play. Y lo más importante: toma nota porque esto puede suceder cada día en hora punta en vías tan conocidas como la M-30 de Madrid o la Ronda Litoral de Barcelona.

Nota: Por razones ajenas a Motor a Fondo, el vídeo ha sido retirado de YouTube. Lamentamos las molestias.

Accidentes, Videos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *