5 coches demasiado adelantados a su tiempo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


El progreso no siempre es sinónimo de éxito. A lo largo de los años, grandes ideas y adelantos se han quedado en el camino, precisamente, por ser ideas demasiado adelantadas a su tiempo. Y el mundo de la automoción es un buen ejemplo de ello. Los coches que hemos reunido a continuación no son los que más páginas han llenado en los periódicos y la historia, pero fueron modelos que simbolizaron el primer paso para muchos automóviles que conocemos hoy en día. Estos son los 5 vehículos de ayer, que fueron diseñados con ideas de hoy.

¿Crees que los coches enchufables son cosa de ahora? ¿Pensabas que no había cámaras de visión trasera en los años 70? Estás muy equivocado. Los diseñadores de entonces no jugaban con ábacos ni mezclaban probetas con pócimas extrañas, para nada. Sus mentes rebosaban de ideas que la tecnología no permitía realizar (al menos no a un precio asequible), quizás por eso muchos se devanaban los sesos buscando la manera de incluir adelantos sorprendentes sin rebasar el límite presupuestario del vehículo. Puede que muchas palabras actuales relacionadas a la automoción te suenen a chino, pero algunas de las más frecuentes hoy, llevan más de 50 años sobre los chasis de algunos vehículos.

Lohner-Porsche Mixte-Hybrid de 1898


Dos años antes de terminar el siglo XIX, allá por 1898, el primer Lohner-Porsche Electromobile recorría las calles de Viena (Austria). Se trataba de un cabriolet de dos plazas impulsado por energía eléctrica, la cual llegaba de un sistema unido a varias baterías de ácido de plomo, pesadas y de poca autonomía. La energía se transmitía a dos motores eléctricos ubicados en las ruedas del automóvil. Cabe destacar que, a pesar de lo “aparatoso” del conjunto en sí, el coche podía alcanzar 59 km/h.

Su diseñador fue nada más y nada menos que Ferdinand Porsche, un hombre que 50 años después fundaría una de las mejores marcas de deportivos del mundo. Se llegaron a vender 300 unidades durante 8 años, tiempo que duró la unión de Porsche con Lonher. En 1906, Porsche abandonó la marca para trabajar como jefe de diseño en la empresa Austro-Daimler. Cuando se fue, el propio Lohner dijo: “Aunque es muy joven, es un hombre con una gran carrera por delante. Usted escuchará hablar de él otra vez“.

Citroën Traction Avant de 1934


Se adelantó tanto a su época, que su tecnología sigue hoy en día empleándose en los nuevos vehículos. El Citroën Traction Avant de 1934 fue el primero de los chevrones en introducir de serie la tracción delantera, algo jamás visto antes. El modelo 7A (como se le denominaba en fábrica) montaba un motor tetracilíndrico de 1.303 cm3 que entregaba 32 CV de potencia.

El modelo destaca por la unión de carrocería y chasis, lo que rebaja el peso y mejora el centro de gravedad. También fue innovador el uso en su fabricación de pintura anticorrosión. El Traction Avant se mantuvo en el mercado desde 1934 a 1957, rozando las 760.000 unidades vendidas.

Tucker Torpedo de 1948


El empresario y diseñador de vehículos Preston Thomas Tucker encargó únicamente 51 unidades del llamado ‘Tucker 48’ (también llamado ‘Estaño Ganso’ en su época como prototipo). Fue un modelo al que apodaron vulgarmente como ‘Tucker Torpedo‘; un nombre que no entusiasmaba a muchos debido a la post-guerra.

Contó con muchos avances para el mundo de la automoción y la seguridad de los ocupantes, incluyendo los primeros cinturones de seguridad (al menos, muy parecidos a los de hoy), y un tablero acolchado detrás del volante para no causar daños a sus ocupantes en caso de accidente. Además, el faro delantero del centro giraba con el volante para proporcionar la luz en la dirección que el vehículo marchaba. En cuanto a diseño, el modelo contó ya en 1948 con un coeficiente aerodinámico de 0,27. Es un número impresionante que iguala al actual Toyota Prius.

Interesante también todo el material que nunca salió de la mesa de dibujo: parabrisas curvado, frenos de disco, neumáticos sin cámara de cierre automático, y muchas cosas más. El modelo Tucker estuvo plagado de mala publicidad desde el principio, más aun desde que el departamento de Valores y Comercio de EE.UU. abriese una investigación al diseñador. Dicha investigación fue impulsada por un senador de Michigan que trabajaba para los intereses de las llamadas “Big Three”: General Motors, Ford y Chrysler. Se puede decir que los rivales del Tucker “torpedearon” su salida por miedo a un éxito aplastante.

NSU Ro80 de 1967


El NSU RO 80 vio la luz en el Salón de Frankfurt de 1967, zambulléndose de lleno en el mercado alemán en octubre de ese mismo año. Fue un modelo con bastantes carencias, pero aun así, muchos de sus elementos llamaron a las puertas de la innovación antes de tiempo.

Fue creado por el que sería el futuro diseñador jefe de BMW, Claus Luthe, y acabó desapareciendo del mapa sólo dos años después, en 1969. Ese mismo año, NSU fue absorbida por el Grupo Volkswagen, junto a la empresa Auto Union GmbH, para unir dos titanes de la automoción en uno solo: el Audi NSU AG. Montaba un birrotor Wankel sustituyendo el bloque del motor, el cual le daba una potencia de 130 CV a 5.500 rpm, lo que vendrían a ser 6 cilindros en un motor convencional. Su velocidad máxima alcanzaba los 180 km/h y aceleraba de 0 a 100 km/h en 14 segundos. El diseño de la carrocería también fue un adelanto en ingeniería automovilística, obra de la marca Praxi con la ayuda del Techische Ochschule de Stuttgart.

Volvo 240 de 1975


Volvo siempre se ha movido como pez en el agua desatando grandes retos y campañas en pos de la seguridad de los ocupantes. En 1972, la obsesión de Volvo con la innovación dio como resultado la salida del primer conceptual del modelo 240. El modelo 240 fue un alumno tan adelantado que, de la noche a la mañana, comenzaron a llegar palabras nunca antes oídas en la automoción: protección antivuelco, cámara de visión trasera, frenos anti-bloqueo, suspensión delantera de doble trapecio, cinturones de seguridad adaptable, etc. No cabe duda que era un excelente coche en términos de seguridad pasiva y fiabilidad mecánica.

Montaba un motor B21 de 4 cilindros de inyección mecánica con 140 CV, una potencia que tuvieron que reducir debido a un cambio en las leyes anti-contaminación. A pesar de que muchas cosas cambiaron cuando se lanzó la versión para el mercado en 1975, el modelo fue elegido como el más seguro de Estados Unidos y su producción llegó hasta 1993.

Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *