Ya no hay tantos Ferrari rojos


Como sabéis, Ferrari y el rojo han estado unidos durante muchísimo tiempo. El matrimonio siempre ha funcionado a la perfección y se ha convertido en parte de la idiosincracia de la compañía italiana. En los años 90 casi el 85% de los Ferrari eran de ese color, aunque con el paso de los años las cosas están cambiando mucho.

A estas alturas ni siquiera la mitad de los pedidos son por un Ferrari de color rojo. Tan solo el 45% de los compradores se decantan por el clásico color. Llama la atención que del 55% restante hasta un 10% de los clientes soliciten colores especialmente creados para ellos. Yo no sé vosotros, pero si algún día me tocaran los Euromillones creo que el Ferrari me lo compraría en color rojo.

Ferrari,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *