Volvo & Car 2 Car: los coches hablarán entre ellos en el 2016 y nosotros estaremos siempre controlados


A la vuelta de la esquina, como aquel que dice. Volvo se ha metido junto con el consorcio de comunicación Car 2 Car y otra ristra de proveedores y desarrolladores en el proyecto más ambicioso de telecomunicación automovilística. Y van tan lanzados que aseguran que en tres años los coches podrán comunicarse entre ellos y con el entorno del tráfico.

Los suecos no están pensando en sus propios modelos, sino que están construyendo una plataforma común y estándar para que todas las marcas puedan incorporar el sistema. En un comunicado de prensa, afirman que se trata de dar un paso de gigante para una conducción más segura y confortable, y que debe ser algo global y para todos los conductores.

El responsable de Sistemas Inteligentes de Transporte de Volvo, Erik Israelsson, informó que están generando un “lenguaje” mediante el cual los vehículos puedan intercambiar informaciones vitales, como su posición, su velocidad y su dirección.

El grupo Car 2 Car es quien se está encargando de tejer una red inalámbrica que usa sistemas ya estandarizados, entre ellos por supuesto tendrá un papel esencial el GPS. Ya han conseguido que se les asignen frecuencias diferentes para que un grupo de vehículos que se encuentre dentro de un determinado radio se conecten automáticamente y empiecen a intercambiar información sobre diversos parámetros.

El palabras del propio Erik Israelson, “Se trata de un área que presenta un enorme potencial y la oportunidad de lograr numerosas ventajas en muchos ámbitos de la seguridad en carretera, como puede ser una circulación más uniforme del tráfico y una mayor comodidad para los usuarios de la carretera”

Demasiado control

Yo es que a lo mejor soy un poco paranoico, y no niego que esto sea un gran avance, pues tu coche te podrá avisar de accidentes, atascos o incidencias diversas en tu ruta. Pero no puedo dejar de ver las consecuencias que esto representa. Cualquiera podrá monitorizar tus desplazamientos en directo, saber cuándo y adónde vas, con qué frecuencia lo haces, etc… Los smartphones ya son una herramienta poderosa en este sentido. Pero quien tenga la potestad sobre las comunicaciones de nuestros coches, nos tendrá más controlados que un cangrejo en un cubo. No sé… ¿Qué opináis? ¿Tengo que dejar de ver tantas películas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *