Volkswagen Beetle pick-up: sí, existe


¡Alucinante! Si no fuera por la matrícula alemana que luce, de buenas a primeras pensaría que es una locura llevada a cabo por un conductor estadounidense con mucho tiempo libre. Allí les encanta conducir pick-ups, pero el mérito de este tuning tan estrafalario se lo lleva una empresa alemana llamada CarGoFun.

Al parecer, que tu Volkswagen Beetle deje de ser un coche de ciudad y se convierta en una bestia de carga cuesta 14.000 euros extra. Eso es lo que hay que pagar para que el escarabajo haga más honor que nunca a su nombre, ya que estos insectos, según la especie, pueden levantar nada menos que 1.141 veces su propio peso.

Os dejo con una extensa galería de imágenes para que disfrutéis del Beetle más ranchero de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *