Volkswagen Beetle GRC Rallycross, tracción total y 560 CV


Los alemanes están sacando beneficios pingües de sus inversiones en rallyes… El Polo WRC no podría estar teniendo mejor propaganda que sus resultados en Suecia a manos de Latvala y Mikkelsen. Al otro lado del Atlántico, dentro de la categoría Red Bull Global Rallycross, o GRC para abreviar, este verano empieza una aventura nueva.

El Volkswagen Andretti Rallycross Team arrancará la temporada de competiciones con los Polo de rally, y más adelante, cambiarán por dos ejemplares como el de las fotos.

Se ha presentado en el Salón de Chicago, recogiendo meritoriamente impresiones más positivas que los dislates estilo Beetle Dune.

Es una trampa decir que el Rallycross supondría la máxima expresión de la tercera generación del Beetle, porque del original sólo conserva el nombre y los faros. El chasis está tan ensanchado para darle cabida al diferencial Torsen y la tracción total, que la silueta se ha distorsionado como en todos los coches adaptados a las competiciones.

Las noticias que llegan del canal Fox News es que Volkswagen aprovechará el cariño popular que despierta el modelo en Estados Unidos, merced de las películas de ‘Herbie’ que hacía Disney a finales de los sesenta. Un auténtico Beetle con el número 53 estampado.

El campeonato GRC

El ex-piloto de Formula 1 y la NASCAR, Scott Speed, y el bicampeón de la categoría GRC, Tanner Foust, estrenarán a Herbie inflado de esteroides el 7 de junio en Austin. Al menos, ésa es la fecha que anuncia Fox News. Pero Volkswagen ni afirma ni desmiente.

En cualquier caso, el Beetle tendrá que demostrar sus aptitudes en pistas retorcidas de asfalto y de tierra, tan estrechas que los diez coches que compiten suelen darse bastantes restregones entre ellos. Además, habrá que ver si resiste el clásico salto de 20 metros con el que Red Bull gusta de torturar a coches y motos siempre que hay oportunidad.

Los otros contendientes serán igualmente vehículos habituales y folclóricos en los U.S.A. de la guisa de los Ford Fiesta o los Dodge Dart, siempre con motores pequeños turboalimentados y con tracción total. Volkswagen no ha dado a conocer los datos precisos sobre el propulsor, salvo que es un gasolina TSI con los ínclitos 560 CV.

Hasta el día en que se firma este artículo, es el Beetle más potente. Pero hay tanta afición tuning con el modelo en Norteamérica que nadie se extrañará cuando aparezca uno con el motor de un Veyron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *