Vídeo Nissan GT-R AMS Alpha 12+: 1.700 CV


Nissan fabricó un coche que no tiene techo. No hay marca artesanal ni preparador chiflado que pueda sacarle el jugo que le están sacando al GT-R. Ha roto otro récord mundial al recorrer una milla en línea recta más rápido que nadie. En el vídeo de la comparativa, corre contra un Porsche GT2 4WD 9ff (1.100 CV), un Corvette ZR1 Hennessey (760 CV) y un BMW ESS VT2 (750 CV). Y los destroza a todos aunque deja que los demás arranquen antes que él.

Los preparadores de AMS son los que desarrollaron el pack “Alpha 12+” en el año 2011. Entonces le sacaron 1.309 CV, que ya eran una desmesura que pocos ingenieros se explicaban. Pero ahora han actualizado la preparación hasta lo irracional y apenas creíble: 1.700 CV y 382 km/h.

Números que cuestan de asumir

Necesita 2,99 segundos para alcanzar los 100 km/h y 6 segundos para plantarse en 200 km/h. Para los 300 km/h, le bastan 12,37 segundos. El vídeo es demencial: saliendo con el sistema de lanzamiento activado y el cambio automático, saliendo con toda la electrónica desactivada y el cambio manual… Tritura todos los coches.


El récord mundial de la milla lo ha conseguido en 22.538 segundos, y el del cuarto de milla en 9,47 segundos (en esa corta distancia, ya había alcanzado los 261 km/h).

El aspecto del coche no es ni exuberante ni llamativo, nada que haga sospechar de la sofisticada, dura y profunda preparación de la que no conocemos ni un solo dato. Más bien es como un monstruo sin formas ni estilo de color azul noche. Está claro que sólo hay uno y que no se vende. Pero también está claro que uno de los fabricantes generalistas de proyección mundial menos pretencioso le acaba de pasar la mano por la cara a todos los especialistas en los coches de competición, y ahora mismo el GT-R es Superman, y no hay techo, y no hay kriptonita. Mirad el vídeo.

2 comentarios

  1. Bueno, Chester, sé que eres un inondicional de Hennessey. Supongo que dentro de cada uno llevamos un fanático de Hennessey :)

    Pero lo de Nissan no me lo quito de la cabeza. Me cuesta imaginar cómo se puede hacer una máquina tan perfecta y fulminante… Es un reto para futuros diseñadores e ingenieros. Los japoneses le han dado la vuelta a la tortilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *