Versiones coupé, 4×4 e híbrida del Focus para 2018

Ford Focus
El segmento de los compactos es uno de los más competidos en el sector de la automoción. Lo es desde hace muchos años y todo parece indicar que lo seguirá siendo durante mucho tiempo. La progresiva extinción de los monovolúmenes causada por la irrupción de los crossover y los SUV no afecta a un tipo de carrocería que siempre va a seducir a hombres y mujeres de todas las edades, especialmente a los que se mueven entre la veintena y la cuarantena sin cargas familiares que les obligan a llenar el maletero hasta los topes.

Volkswagen ya está trabajando en la octava generación y Opel está cerca de lanzar un nuevo Astra con el que pretenden tomar la delantera. Por eso Ford no quiere dormirse en los laureles y ya está pensando en una nueva estrategia que pasa por ampliar la gama del Focus considerablemente.

Focus para todos los gustos y necesidades

Ford Focus zaga
Como has podido leer en el titular, en la revista alemana Autobild creen que hay indicios para pensar que están diseñando un Focus que contará con tres versiones inéditas. Una será la coupé, con un aspecto más deportivo de lo habitual con la intención de competir con el Volkswagen Scirocco o el Audi TT. Sería de tracción delantera y contaría con una oferta de motores que no se limitaría a una opción. Para que nos entendamos, no supondría la desaparición del Ford Focus RS, que como sabes se acaba de renovar.

El 4×4 sería el encargado de plantar cara a modelos como el Volkswagen Golf Alltrack o el Skoda Octavia Scout. Podría llamarse Focus X-Road, pero eso es algo que los encargados del área de marketing tendrán que decidir. Como su propio nombre indica, vendría con tracción integral de serie (como el Focus RS) y un aspecto más campero, seguramente con unos pasos de rueda más pronunciados, una altura libre al suelo mayor y unos parachoques con protecciones para circular sin problemas por caminos off-road.

Ford Focus interior
El tridente lo completa la versión híbrida que está en el aire. No solo están trabajando en un Focus eléctrico, sino que también se plantean la posibilidad de lanzar un Focus que pueda comerse buena parte del pastel que ahora mismo pertenece al Toyota Prius. El problema es que se lo han planteado pensando en un motor de tres cilindros y 150 CV combinado con un motor eléctrico, algo que me hace pensar que será más rival del Golf GTE que del Prius.

Para terminar, se habla de una nueva generación que pesará 50 kilos menos. La cifra, desde luego, no es para tirar cohetes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *