Trucos para pasar la ITV


Ya os explicamos que hay un propuesta en la Comunidad Europea para que en España los vehículos pasen anualmente por la ITV a partir del sexto año de su compra. Pero no siempre tienes que pasar por la casilla del taller y soltar más de doscientos euros para asegurarte de que superarás la inspección técnica. Vamos a hablar sobre algunas comprobaciones y apaños que puedes hacer tú mismo a la hora de superar este trance.

Lo primero que hay que decir es que, desde que la ITV la gestionan las Comunidades Autónomas, se ha producido un disloque total en los precios. Desde los 29,9€ en Asturias por un coche de gasolina hasta los 57,9€ por un diesel en Castilla León. La ley dice que puedes pasar la revisión donde te dé la gana, así que ahora que vienen las vacaciones comprueba cómo está el asunto en el sitio adonde vas; te puedes ahorrar un pico.

16 millones de vehículos pasan al año por la ITV ¡Este mes yo soy uno de los afortunados! Con esto de la crisis la gente se las inventa todas para superar la revisión, no siempre de forma legal. Desde puentear el testigo del airbag hasta alquilar un coche por un día, sustituirle piezas y después dejarlo tal y como estaba. Andar así por el mundo pone en juego tu vida y la de los otros, por mucho que odiemos tener que pagar tanto dinero por trámites legales que engordan los bolsillos de algunos. Pero además, si tienes un accidente y se detecta una irregularidad o simplemente no has pasado la ITV, todo lo que cubre tu seguro se va al garete y entonces sí que estás listo.

Cosas básicas

Pues bien, hay algunas cosas que debes hacer antes de ir a la inspección y que te pueden evitar una parada en boxes. Comprueba que no hay manchas en el suelo donde aparcas el coche. Si esto está bien, ya tienes algo de lo que no preocuparte.

Cambia el filtro del aire. Cuesta unos 30 euros aproximadamente. El motor tendrá más aire limpio y bajarán las emisiones. Con el mismo objetivo, nunca vayas a la revisión con el motor frío. Date un buen paseo primero, que se caliente el catalizador y elimine las partículas contaminantes.

Mira que todas las luces estén bien. Las bombillas te las puede cambiar incluso un mono adiestrado, así que es bien fácil. Depende de qué lámpara se trate a lo mejor te has de dejar 0,50 €m; o 5€ como mucho.

Lo mismo que se ha dicho de las bombillas se aplica al limpia parabrisas. Asegúrate de que las escobillas estén en buen estado y que haya líquido limpiacristales.

Y que no se te olvide que el freno de mano ha de ser efectivo. Aparca cuesta arriba y chequea que el coche no se mueve. Por último, si notas que circulando en línea recta el coche tiende a irse a un lado, pásate por una taller de neumáticos a que te comprueben la alineación y las presiones. A lo mejor es tan simple como eso, y no quiere decir que haya fallos en las rótulas o la dirección.

2 comentarios

  1. vaya ataque a los talleres diciendo “pasar por la casilla del taller y soltar más de doscientos euros”. que yo sepa, ningun taller cobra por pasar la itv, sino por reparar coches, que es de lo que viven. Cosas como cambiar una lampara es logico que es mejor revisarlas uno mismo antes de ir a la ITV. Pero de ahi, a lo que se pretende decir con este comentario…. muy poco apropiado me parece esto.

  2. Hola Mario!
    Gracias por darnos tu opinión, eso lo primero.

    Si has entendido que lo que yo pretendía era atacar a los talleres, entonces es que me he expresado fatal. Los talleres, como bien dices, reparan coches y viven de ello. Soy muy consciente de todo lo que han de tributar a hacienda los pequeños talleres y lo difícil que es para ellos llegar a fin de mes.

    Lo único que pretendía decir es que el coste de la vida está disparado y en desequilibrio con lo que ganamos las personas. Es como cuando se te estropea el calentador del agua en tu casa y ha de venir un señor a reparártelo. Él se ha de ganar la vida, pero de ciento y pico de euros no baja la broma. Y con los coches sucede lo mismo: lo llevas a una inspección pre-itv y te llevas un susto, porque le han encontrado un montón de cosas que habría que reparar. Y a veces, sencillamente para superar la itv, no sería necesario arreglar todo eso, sino que tú mismo puedes comprobar lo imprescindible para la inspección. Pero ya se sabe que a veces no queda más remedio que acudir al taller porque el vehículo no es seguro ni para ti ni para los demás, porque no tienes frenos o por el defecto que sea.

    De eso se trataba este artículo. No pretendía atacar a nadie.

    Gracias por animarte a comentar una vez más

    Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *