Tributo al Pontiac Firebird Trans Am, alias ‘El coche fantástico’


Hoy rendimos homenaje a uno de los bólidos más celebres de Norteamérica y uno de los vehículos más célebres de la televisión, el Pontiac Firebird Trans Am, más conocido por ser el modelo que daba vida a K.I.T.T., el coche fantástico de la famosa serie “Knight Rider“.

El salón de la fama que esconde General Motors en su sede de Detroit, guarda algunos de los vehículos más reconocibles y añorados de la pequeña pantalla. Pero ninguno comparado con el Firebird modificado de tercera generación, fabricado por Pontiac entre 1982 y 1992.

Antes de la versión Trans Am


El primer modelo de Firebird se construyó en 1967, aunque las normativas anticontaminantes americanas detuvieron su producción en la factoría de GM, justo cuando comenzaba a despegar en 1970. Estados Unidos se enfrentó por entonces a dos crisis de petróleo, forzando a Pontiac a elaborar una segunda y tercera generación en 1980, con la implantación de componentes más ligeros para ahorrar costos de combustible.

El nacimiento de una leyenda

Dejando atrás la segunda generación, desarrollada entre 1970 y 1981, la industria GM comenzó a armar bloques de motor para dos grandes estrellas de la época, el Chevrolet Camaro Soport Coupe y el nuevo modelo Firebird de Pontiac. Este último se presentó con dos caras diferentes; el versión SE y la que hoy estamos conociendo, el Trans Am.

Ensamblado para rivalizar en ventas con el Corvette Hatchback, el Forebird Trans Am de 1982 lucía una suspensión más avanzada y agresiva que sus anteriores versiones, con un motor de ocho cilindros (el primero de la marca), y una nueva ventana trasera de cristal con apertura tanto para el modelo sedán como para el descapotable. El famoso coche fantástico es todo un ejemplo de velocidad y músculo, armado con un motor V8 de 7459 cc y una potencia de 310 caballos.


Podía alcanzar una velocidad máxima de 211 km/hora con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos. Estaba constituido en un chasis monobloque con alerón trasero, frenos delanteros de disco, llantas de aluminio de 15 pulgadas y cambio manual o automático de 4 y 3 velocidades respectivamente.

El coche más deseado de la TV

En la famosa serie televisiva “Knight Rider”, el Pontiac Firebird Trans Am presumía no solo de un conductor intrépido como Michael Knight (David Hasselhoff) sino de un equipamiento de lo más asombroso; chasis anti balas, camuflaje, saltos increíbles (turbo boost) analizador de voz, rayos-x, y una velocidad que dejaba atrás a cualquier cosa con cuatro ruedas. ¿Quién no ha soñado con poseer uno en el garaje de su casa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *