Transformar la basura en petróleo


La noticia llega de la BBC, cosa seria. Una empresa india llamada Sustainable Technologies & Environmental Projects, propiedad de dos pioneros emprendedores, ha creado una máquina que convierte cualquier tipo de basura, sea cual sea su origen, en petróleo. La máquina está en su última fase de desarrollo y podrá empezar a producir el combustible para su venta en menos de un año. Imaginemos lo que puede suponer esto: si este combustible de origen residual se exportara a todo el mundo el precio de la gasolina bajaría inmediatamente al no depender de los que gestionan los pozos petrolíferos.

Estos artistas se llaman Nitin Bondal y Raghuvendra Rao y le han dicho a la BBC: “Ponemos todo tipo de cosas ahí, desde plásticos a desechos electrónicos y neumáticos viejos”. La fábrica está en las afueras de Bombay, una ciudad sobrehabitada y que si algún problema tiene es el exceso de residuos. Eso sin contar con que los países occidentales les mandamos contenedores llenos de residuos tecnológicos porque no los reciclamos, y allí acaban quemándose a cielo abierto y creando nubes de polvo tóxico. Sí, España también lo hace. Sudamérica, África, India… Cualquier lugar bien lejos de aquí sirve.

Cómo funciona

Los creadores de este invento dan unas cifras que parecen increíbles. Aseguran que las máquinas pueden rescatar 150.000 litros de crudo a partir de 150 toneladas de basura. El sistema por el cual se obra el milagro se llama Politrack. El ingenio cocina todos los materiales hasta que pasan a un estado gaseoso. Una vez tenemos el gas, tenemos también carbono e hidrógeno. Luego lo pasan por un catalizador que descompone todo ello en gas hidrocarburo y gas petróleo. Cuando se enfría, la receta está lista: tenemos un montón de combustible líquido.

Hace escaso tiempo ya vimos un invento similar en Canadá, pero sólo podía reciclar plástico. Pero los dueños de Sustainable Technologies & Environmental Projects dicen que su descubrimiento arrasa con todo tipo de deshechos. Con datos así, ya han atraído más de nueve millones y medio de euros en inversores extranjeros.

Lo que más pueda sorprendernos, tal vez, es que India es hoy por hoy la líder mundial en el desarrollo de energías alternativas. Tienen un déficit energético muy grande, la electricidad les sale muy cara y la compra de hidrocarburos le son un problema. No es de extrañar que las inversiones para desarrollar tecnologías verdes hayan incrementado un 53% en menos de un año. Todos estos avances no siempre consisten en tecnologías revolucionarias, a veces se trata de mejorar soluciones más pequeñas que ya existen. El caso es que allí están agudizando bien el ingenio para encontrar su camino.

Combustible, Curiosidades,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *