Toyota Yaris GTI, el Vitz RS G Sports


En Asia y otros mercados, el nombre del utilitario es Vitz. La verdad, da igual que se llame Vitz o Yaris o cualquier cosa que se les ocurra, pero ¿por qué se quedan estas versiones en Japón? Me gustaría tener el gusto de conocer al señor Akio Toyoda y preguntárselo.

En Europa, Toyota se salió de los utilitarios y compactos sport en el 2006 con el último Corolla TTE Compressor, y desde entonces no nos han hecho ni una sola concesión.

En el mes de agosto, Toyota subió el listón de la hibridación enseñando un Yaris híbrido con 420 CV, pero ese mismo mes puso a la venta 500 unidades del Vitz GRMN Turbo. Un Toyota GTI con 152 CV que salían de un propulsor que tampoco ha pisado este continente, un gasolina de cilindrada 1.5.

Con la carrocería de tres puertas, un frontal más estridente, unos asientos deportivos, una suspensión y un sistema de escape revisados, un turbo, un difusor trasero y unas llantas BBS de 17 pulgadas lo tuvieron listo. 21.000€ tenían la culpa. Se agotaron los 500 Vitz GRMN Turbo. Podéis verlo en esta foto…

Para aumentar la gama

Vista el ansia de los consumidores, esta semana Toyota asoma por el Tokio Auto Salon con algo más sencillo y barato, que se contenta con tener un look más vibrante sin necesidad de entrar en territorio Clio Sport o Corsa OPC. Es que no hace falta.

El Yaris europeo es un ciudadano con buenas maneras, pero si se avinieran a sumarle unas suspensiones más firmes, una dirección más informativa, otras molduras, un spoiler y un calzado más amplio, posiblemente funcionaría aquí igual de bien que en Japón.

El Vitz RS G Sports usa el mismo motor 1.5 litros del Vitz GRMN, pero sin turbo, de modo que tiene unos suficientes 109 CV. El Yaris más dinámico en España emplea el 1.3 VTT-i Dual con Stop&Start y 100 CV. Así las cosas, con un propulsor tan frugal y agradable como éste, ¿quién pediría nueve caballos más?


En el Yaris se están aplicando políticas de descuentos atractivas. Un cinco puertas dinámico como el RS G Sports para los que les gustan las curvas de carreteras secundarias y no quieren dejarse el sueldo en cuotas, gasolina, mantenimientos ni impuestos sería bienvenido.

El equipamiento Active ya es bastante aparente y le sentaría bien el cambio manual, sin tener que encarecerlo mil euros por el Multidrive automático, que además no serviría para sentir alguna emoción más al conducir un Yaris.

Mi más sentida recomendación a Toyota Europa para que se traigan aquí el RS G Sports.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *