Toyota podría quedarse con Aston Martin


No me cuadra para nada, pero ésos son lo rumores que llegan de los especialistas en macroeconomía de Bloomberg. A priori Toyota y Aston Martin están en dos polos opuestos, hacen coches con dos filosofías totalmente enfrentadas y no sé qué clase de sinergias podrían crearse entre estos dos fabricantes antagónicos. Entiendo que Ford comprara la firma británica, entiendo que en el 2007 se la quedaran unos kuwaitís, ya que por esos lares el terreno es fértil para la venta de supercars, ¿pero Toyota?

Investment Dar Co. se quedó con la firma británica en unos años en que los grandes grupos automovilísticos comenzaron una oleada de repliegue y contracción. De pasar a comprar cuantas más marcas mejor, se saltó al lado opuesto, a la necesidad de liquidez y de ventas. El apoyo que le llegó a los británicos desde Kuwait les ha permitido operar con total independencia durante cinco años, sin estar sometidos a la batuta de nadie, aunque siguen recibiendo motores de Ford.

Algunos analistas dicen que ir por libre es prácticamente una sentencia de muerte, pero no creo que Aston Martin haya perdido un ápice de su atractivo, y en mi opinión sigue siendo firmemente competitiva al lado de sus rivales naturales como Ferrari o Lamborghini, que obviamente tienen todo el respaldo del mundo en Fiat y en el grupo VAG, respectivamente.

Verdad o mentira

Pero las cosas se han torcido, porque los inversores de Investment Dar Co. se metieron en un negocio en el 2009 que salió rana, y contrajeron una deuda de 4.000 millones de euros. Así que necesitan dinero con urgencia y el primer paso ha sido poner en venta el 64% de Aston Martin que poseen. En su día pagaron 700 millones a Ford, pero ahora, en un mercado donde todo está en receso, se conforman con recuperar 630 millones.

El principal candidato para absorber el control de Aston Martin es el gigante indio Mahindra, dato que también sorprende. Pero fuentes anónimas han explicado a los periodistas de Bloomberg que Toyota ha puesto en marcha una auditoría de Aston Martin para analizar sus cuentas a fondo y decidirse a hacer una contraoferta que supere la de Mahindra.

Un portavoz de Toyota lo ha negado todo. Ya sabemos lo que pasa cuando sale un representante y dice que todo es mentira…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *