¡No te olvides del freno de mano!

freno de mano
El freno de mano no es un elemento superficial en un coche. Es un elemento imprescindible para que no se mueva cuando lo hemos aparcado. Todo eso ya lo sabes, pero a veces los despistes te pueden jugar una mala pasada.

Lo sabe, por ejemplo, el bueno de Éver Banega. El futbolista argentino tuvo una muy mala experiencia cuando fue a repostar a una gasolinera. Aparcó su coche cerca del surtidor y olvidó poner el freno de mano. Al intentar detenerlo se “auto atropelló” y se rompió el tobillo. Se pasó seis meses de baja por la broma.

Las prisas no son buenas ni con el coche aparcado

Nos vamos hasta Rusia para ver un caso similar, aunque las consecuencias no fueron tan graves para el despistado. Aparcó para ir a comprar o para lo que sea y dejó a su mujer dentro habiendo olvidado el freno de mano. Como había un poco de desnivel, el coche se fue hacia atrás y acabó golpeando con otro coche, pero el impacto hay que decir que no fue violento.

Lo que me cuesta entender es por qué la mujer no puso el freno de mano cuando veía que el coche se iba hacia atrás. Supongo que los nervios de la situación le jugaron una mala pasada, pero vamos…

Actualización: El vídeo ha sido retirado de YouTube por causas ajenas a Motor a Fondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *