Subaru Impreza y Alfa Romeo MiTo suspendidos en estabilidad


Dos conocidos modelos, uno japonés y otro italiano, no han conseguido aprobar los test de estabilidad de la EuroNCAP. Este test, realizado en el viejo continente, tiene como objetivo comprobar la efectividad del control de estabilidad de cada uno de los vehículos que se someten a prueba. En este caso, lo que se hace para saber si cumplen con las normativas o no es hacer un doble cambio de carril a una velocidad de 80 km/h. Tanto el Subaru Impreza como el Alfa Romeo MiTo han suspendido.

En esta primera tanda de 40 modelos testados, el primero en dar el cante ha sido el Impreza. Al parecer, es muy fácil desactivar el control de estabilidad involuntariamente, con todos los problemas que eso puede acarrear en caso de accidente. Afortunadamente, este problema se puede solucionar fácilmente, sólo hay que buscar una mejor ubicación al botón que sirve para desactivar el control de estabilidad.


El caso del Alfa Romeo MiTo es mucho más preocupante y difícil de solucionar. El modo Dynamic (uno de los tres que ofrece el sistema DNA) modifica la actuación del control de estabilidad en función del estilo de conducción del conductor y de las condiciones climatológicas y del asfalto. Sabemos que este ha sido el que ha presentado errores, aunque no sabemos exactamente qué es lo que ha sucedido porque no se han querido publicar los resultados.

Es muy importante que el control de estabilidad sea de calidad. El 40% de los accidentes mortales que suceden en Europa se producen tras un derrape. Este, en aproximadamente un 30% de los casos, podría haber sido evitado gracias al control de estabilidad. A veces es mejor renunciar a unos extras superficiales para incrementar la seguridad. Lo peor de todo es que este tipo de tecnologías todavía sean opcionales, cuando tendrían que venir de serie en todos los nuevos modelos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *