SEAT Ibiza 1.4 FR 140 CV 2014, tecnología de desconexión de cilindros


Cuando tuve la ocasión de conversar con un responsable de marketing que trabajaba exclusivamente para el Ibiza, me habló de que este año se cumplían 30 años del modelo. Bromeamos sobre hacer ediciones especiales y otras banalidades que no vienen a cuento. ‘Off the record’ me confesó que VAG les iba a dar muy pronto el 1.4 TSI con la tecnología ACT, pero que no me podía revelar aún qué coche la iba a estrenar.


Conjeturé y especulé como un lerdo, porque ignoré totalmente el razonamiento filosófico de la Navaja de Ockham: si una cosa tiene dos explicaciones posibles, la más simple seguramente será la acertada. Es decir, si me lo estaba contando un experto en el Ibiza, y este coche celebra sus tres décadas, ¿acaso el motor iba a ser para un supuesto SUV o un León? Pues no. La respuesta era la más sencilla. Guillermo de Ockham tenía razón desde el siglo XII: el cuatro cilindros gasolina TSI más moderno de VAG llegaría a SEAT obviamente en el Ibiza.

En el instante en que VAG instaló por primera vez esta evolución del 1.4 TSI 140 CV en el Polo ya os conté en qué consistía el ACT o Cylinder on demand, pero no está demás refrescar la memoria lo más sucintamente posible.

Bajón de casi un litro de consumo

A velocidad sostenida, ya sea baja o alta, si no se frena ni se acelera, como digo, el segundo y el tercer cilindro se desconectan. Pasas de tener un cuatro cilindros a un bicilíndrico mientras no jueges con el pedal del gas. En el momento en que buscas recuperar par motor, los otros dos cilindros durmientes despiertan en 0,36 segundos. VAG jura que el conductor no nota nada. Hasta que no lo probemos, no podemos opinar.

Para quien adquiera el hábito de no dar acelerones, la bajada de consumo que el ACT representa acerca los números de un gasolina al de un diesel peligrosamente.

Si cada vez hay más argumentos para prescindir del gasóleo, éste es uno más. Muchas marcas lo han empleado desde hace años, y ahora VAG juguetea con esta patente de nuevo. Empezaron con motores de ocho cilindros para sus bestias deportivas y por lógica lo han llevado a los vehículos estándar.

Este motor sólo estará disponible en el acabado FR pero para todas las carrocerías (tres puertas, cinco puertas y familiar). Pierdes diez caballos porque antes tenías 150. Pero si únicamente podías disponer del cambio DSG, ahora también está con cambio manual, lo cual permite reducir el precio drásticamente. Entre la desconexión de cilindros y el sistema Start&Stop, vamos bajando emisiones, impuestos, consumos…

El antiguo 1.4 150 CV sigue disponible, y seguramente con la llegada del nuevo sea un buen momento para optar a descuentos si no te importan demasiado los repostajes.

De todas formas, los Ibiza tienen promociones de hasta 5.000€. En el caso de un cinco puertas –con el propulsor nuevo y algo de equipamiento extra– puede salirte sobre los 16.500 euros, que es un precio bastante cercano a lo justificable por una ingeniería que los alemanes han tardado demasiado en ceder a SEAT.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *