Seat apuesta por el norte de África, México y Oriente Próximo


Seat cambió de rumbo en abril. James Muir cedió su puesto de mandamás a Jürgen Stackmann, un hombre con experiencia en el área Comercial y de Marketing de Skoda que está dispuesto a darle la vuelta a la tortilla. La situación de la firma española del Grupo VAG no es la mejor, pero desde que ha llegado a la dirección los resultados son más convincentes. Buena culpa de ello la tienen el nuevo Seat León y el retorno del Seat Toledo, pero tampoco hay que quitarle méritos a Stackmann.

Objetivo: rentabilizar al máximo cada euro invertido

En el Salón del Automóvil de Frankfurt se ha sincerado ante los medios de comunicación. Ha contado que China ya no es una de las prioridades de Seat, sino que prefieren apostar por otros mercados que también están en auge como los del norte de África, México y Oriente Próximo. Una estrategia bastante lógica si tenemos en cuenta que en China la competencia es feroz y los principales beneficios se los llevan los fabricantes de coches premium.


En estos momentos facturan un 80% de sus ingresos en Europa, mientras que el 20% restante es lo que obtienen vendiendo en el resto del mundo. En los próximos años esos porcentajes podrían variar, ya que están dispuestos a lanzar una ofensiva enfocada en la proximidad geográfica por el Mediterráneo. Mercados como los de Israel, Turquía y Argelia pasarán a ser prioritarios. De hecho, en este último mercado han vendido 14.900 unidades durante los 8 primeros meses del año, un 81,7% más que en el mismo periodo de 2012.

En México también quieren hacerse fuertes. Se han convertido en una de las 10 primeras marcas gracias al interés que ha despertado el nuevo Seat León entre el público más joven. Allí han vendido 14.000 unidades hasta la fecha y quién sabe si se instalarán allí a corto plazo.

China está en el aire

Para terminar, decir que en China no están obteniendo los resultados previstos. A estas alturas aspiraban a vender 3.000 unidades en 15 concesionarios, pero a día de hoy solo llevan 2.000 unidades vendidas y hay 12 concesionarios en funcionamiento. Por eso van a replantear su estrategia y no descartan abandonar el gigante asiático por la puerta de atrás. Seat tiene poco dinero para invertir y no conviene despilfarrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *