Salto de rampa con camiones: descomunal tortazo intentando batir el récord


En los vídeos virales de despropósitos con vehículos de motor, los rusos y los árabes encabezan la lista de los más vistos. Pero no están solos, porque si hay un país donde los sinsentidos sobre ruedas y las majaderías que acaban en tremendos sopapos están a la orden del día, ese país es Estados Unidos (aunque se ve que los australianos también están subiéndose al carro de los saltos de rampa con mega-trucks tipo Optimus Prime de Transformers.)

El vídeo de hoy produce un cruce de sensaciones. Por un lado se te cae la mandíbula de risa y por otro hay cierta vergüenza ajena al contemplar estos seres humanos injertados en amebas (parecido a ver “Un Príncipe para Corina”).

En la tierra de los cowboys, el hermano de Scott Godfrey tiene el récord de distancia saltada a bordo de la cabina de un monster truck. Pero Scott ha intentado con más inconsciencia que preparación batir la longitud de 30 metros y medio.

Pisar el gas a fondo, mantener el pulso en el volante y tocar el cielo es una cosa. Caer derecho es otra. Scott casi lo logra, lástima de las ruedas traseras, que están un poco más alejadas de la cabina de lo que él calculaba.

El asiento “huevo”

Lo más alucinante del vídeo es la preparación de la cabina. Entonces es cuando comprendes que el tipo salga por su propio pie y riéndose de su oceánica estulticia. El asiento es una mezcla entre cohete espacial, la famosísima silla-huevo (mirad la foto superior) que se inventó el diseñador Arne Jacobsen en 1958, y las bolas alienígenas de la película “Cocoon”. Todo un derroche de trabajo, imaginación y dinero quemado en tres segundos.

Digo yo que tendrían que haberse esforzado también en aligerar el camión, cambiarle suspensiones y darle más potencia, pero el presupuesto debió acabarse en las reformas del interior. Les dejo con el hostiazo más torpe jamás filmado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *