Rolls-Royce es optimista de cara al futuro


Que nadie entierre a Rolls-Royce antes de tiempo. La compañía británica piensa que todavía le queda mucho por recorrer pese a que cada vez más priman los coches eficientes, todo lo contrario de lo que podemos encontrar en su flota de vehículos.

La que está considerada como una de las marcas más caras del mundo es optimista porque cada vez hay más súper ricos en el mundo. Torsten Mueller-Oetvoes, consejero delegado de Rolls-Royce, ha comentado que la marca del grupo BMW aumentará su volumen de ingresos con el paso de los años porque las previsiones son muy halagüeñas. En estos momentos hay 90.000 personas súper ricas y dentro de diez años esa cifra podría ser de 120.000.

Todo eso significa que el número de clientes potenciales crecerá considerablemente. Pese a ello, no tienen previsto incrementar la producción, así que tan claro no lo tendrán pese a que comentan que no lo harán porque no son una marca de volumen.

Lo cierto es que el año pasado las cosas ya le fueron muy bien a Rolls-Royce. Vendieron un total de 2.711 coches, récord absoluto que hizo que la fábrica de Goodwood tuviera que trabajar a plena capacidad. Quieren mantener la exclusividad y saben que produciendo muchas más unidades eso se perdería, lo cual les haría perder uno de sus principales atractivos.

Rolls-Royce,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *