Resultados del Plan PIVE


Os estaría mintiendo si os dijera que el Plan PIVE ha sido un fracaso. Pese a que algunas marcas lo han utilizado para inflar el precio y luego aplicar el descuento de la ayuda, hay que decir que se ha agotado antes de lo previsto y ha servido para salvar un año que podía haber sido más catastrófico.

En 2012 las ventas cayeron un 13,4%, que es mucho, pero la cosa habría ido peor si el Gobierno no se hubiera puesto manos a la obra con el famoso Plan PIVE.

El Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente (PIVE) ha servido para recaudar 300 millones de euros por la vía impositiva, 100 millones de los cuales corresponden a la demanda adicional generada por el plan. Teniendo en cuenta que el Estado se ha gastado 75 millones de euros en este plan, podríamos decir que no les ha ido nada mal porque han multiplicado por cuatro su inversión inicial.

Positivo en todos los sentidos

Que la industria automovilística se haya movido ha hecho que otros sectores también hayan cogido aire. Por eso el valor añadido para la economía española se puede cifrar en 930 millones de euros. Aseguradoras, industrias de componentes, bancos o empresas de publicidad han tenido más trabajo gracias a ello.

Otro dato positivo tiene que ver con el empleo. El Plan PIVE ha evitado la destrucción de 4.500 puestos de trabajo que estaban pendiendo de un hilo. Una vez más no solo hay que hablar de comerciales y operarios de la factorías, sino que también se han beneficiado trabajadores de empresas financieras, aseguradoras, etc.

Los fabricantes, los distribuidores y los concesionarios también han puesto de su parte para reducir el precio. Por eso el precio medio de los automóviles ha caído un 4,6%, algo que se traduce en un descenso del IPC en 0,15 puntos.

El medio ambiente también ha salido ganando. Según la ANFAC se ahorrarán unos 40 millones de litros de combustible al año y se reducirá la emisión de partículas en 89 toneladas anuales. Espero que eso no se traduzca en un incremento del precio del litro del petróleo, que ya nos conocemos.

Números verdes para empezar el año

Según hemos podido saber, este mes de enero podría registrarse una subida de las matriculaciones del 5%. Pese a que las ayudas terminaron hace dos semanas aproximadamente, las operaciones que siguen en curso entrarán en este mes. Será la primera subida desde agosto de 2012, que fue cuando todo el mundo compró a lo loco para adelantarse a la subida del IVA.

Ahora bien… ¿por qué no aprobar una segunda edición del Plan PIVE? Si vamos a seguir ganando es lo más sensato, ¿o no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *