Renting para empresas: ventajas e inconvenientes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Hoy en día muchas PYMES necesitan facilidades en la contratación de un vehículo, agilidad en las gestiones, una cómoda financiación y la disponibilidad inmediata del coche, furgoneta o camión. Pero, ¿supone el Renting para empresas más ventajas que inconvenientes? Analizamos todos los pros y contras que supone este método de alquiler de automóviles cada vez más extendido.

Brevemente, el Renting es…

El servicio Renting está cada vez más solicitado en empresas de España y del mundo. Se trata de un contrato de alquiler de vehículos a medio y largo plazo mediante el cual, una compañía determinada compra un vehículo nuevo según las especificaciones y necesidades de un cliente. La compañía pone a disposición el coche a cambio de un pago mensual donde se tendrán en cuenta el plazo y el kilometraje establecido.

Ventajas del Renting para empresas

Lo más valorado por la empresa que contrata un vehículo Renting, es que el automóvil ya viene con todos los gastos de mantenimiento incluidos, como el seguro, el recambio de neumáticos o la posibilidad de disponer de otro coche en caso de avería. Esto último es vital para empresas que acuden a domicilios o lugares de inspección y mantenimiento contratados, (atender ascensores bloqueados, envío de paquetería urgente, acudir al fallo de una escalera mecánica, etc). Pero el Renting para empresas no solo garantiza la plena movilidad del conductor en todo momento, sino que también trae consigo ventajas económicas e importantes atributos fiscales.


La fiscalidad del Renting es muy favorable para sociedades mercantiles y autónomos de todo tipo, ya que en ambos casos el Renting se considera un gasto de negocio en el IRPF y se puede deducir su cuota mensual, excepto profesionales sujetos al régimen de estimación objetiva. La cuota de Renting es deducible al 100%, pero siempre y cuando se justifique la obtención del vehículo como una inversión necesaria y obligatoria para el desarrollo de la empresa. Además, se trata de una cuota fija todos los meses, por lo que los trámites se realizan más ágilmente en Tesorerías.

Otra de las ventajas del Renting es que no solo puedes prolongar la duración del contrato de los coches, sino que también te ayuda a atender necesidades como el aumento o disminución del número de vehículos (por ejemplo; en función del volumen de trabajo, del personal contratado o de los desplazamientos que se necesitan incorporar a la ruta diaria). Además, el vehículo de alquiler Renting puede contar con tarjeta de carburante, así como entrega y recogida del vehículo en el taller.

Inconvenientes del Renting para empresas


Si dispones de una empresa en auge y quieres contratar una determinada flota de vehículos Renting para llevar tu imagen a lo más alto, debes saber que no se puede realizar ninguna modificación en el vehículo. En caso de querer poner unos adhesivos con el logotipo de tu empresa, tintar los cristales o cualquier cosa que modifique el estilismo o la mecánica del coche Renting, primero debes consultar con la empresa y llegar a algún tipo de acuerdo.

Deberás tener cuidado si te pasas con los kilómetros que tienes contratado al año en cada vehículo alquilado, ya que las penalizaciones pueden ser costosas si no dispones de un abono, permiso o similar. Además, bajo ningún concepto se puede incumplir el contrato de alquiler, lo que supone una obligación que no permite cancelación a menos que te enfrentes, de nuevo, a una penalización aún mayor. Asimismo, solo puedes acudir a los talleres concertados por la empresa Renting (aunque normalmente, están en un radio cercano de la ciudad).

¿Renting o Leasing?


Es una pregunta muy común entre los empresarios, los autónomos o cualquier persona que necesite un determinado vehículo durante un tiempo determinado y no para una semana o incluso horas. La principal diferencia entre el Renting y el Leasing es que este último servicio de alquiler puede ser ligeramente más barato e incluye una opción de compra del vehículo, aunque también posee inconvenientes en el mantenimiento del mismo.

En caso de disponer de una empresa, lo lógico sería comparar los parámetros necesarios teniendo en cuenta la opción de compra tradicional, ya sea al contado o financiada. Dependiendo de la flota de coches que necesites, de la cantidad de kilómetros que realicen tus conductores al día o de las modificaciones que necesiten los vehículos (sobre todo para dar imagen a la empresa), una de estas opciones seguro que se amoldarán correctamente a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *