Renault Twin’Z Concept-Car


Renault acaba de presentar al que podría ser el heredero del Renault 5, un coche con mucha historia que todavía sigue en la memoria de quienes hemos tenido la suerte de verlo en movimiento. Para sorpresa de todos es un eléctrico, algo que me hace dudar bastante del éxito que pueda alcanzar si finalmente se produce. Según la firma francesa, está inspirado en el Renault 5, pero también en el primer Twingo que fabricaron.

Mide 3.627 mm de longitud (la batalla es de 2.495 mm), 1.705 mm de ancho y 1.506 mm de altura. Su línea es robusta y tan solo se ve alterada por unas llantas de aleación de 18 pulgadas que son de color verde. Éstas van montadas sobre unos neumáticos 205/40 que Michelin ha diseñado para la ocasión. Con todo, podemos decir que su diseño es futurista a más no poder.

Un eléctrico bastante especial

Estamos hablando de un 5 puertas bastante peculiar, ya que las puertas traseras son de apertura inversa. El pilar central ha desaparecido y el techo está formado por una superficie acristalada que sirve de soporte para una estructura de luces LED que nos hace flipar en colores, y nunca mejor dicho. La carrocería ha sido fabricada utilizando fibra de carbono sobre un chasis de estructura tubular.


Este Renault Twin’Z Concept-Car aprovecha la experiencia de la marca francesa en la elaboración de propulsores eléctricos. El que monta está situado en la parte trasera y entrega 50 kW, unos 68 CV, con un par motor de 226 Nm que podemos disfrutar desde la primera revolución.

Pesa 980 kilos (no sabemos si con las baterías) y puede alcanzar los 130 km/h de velocidad máxima, así que no es un coche que solo pueda moverse por la ciudad. Sus cuatro baterías de iones de litio, alojadas en el suelo, le permiten ofrecer 160 kilómetros de autonomía.

Viaje al futuro


Si nos sumergimos en el habitáculo, pronto nos damos cuenta de que hemos hecho un viaje al futuro. Es espacioso, minimalista y con unos colores que no son ni mucho menos habituales. Los materiales empleados no parecen ser suaves al tacto, así que no creo que sus cuatro asientos sean un ejemplo de comodidad. Eso sí, son ligeros y han sido tapizados con un tejido 3D impermeable, ignífugo y transpirable.

Del salpicadero pocas noticias. No vemos ni pantallas ni botones. Todo es minimalismo puro y duro. El volante es lo único que nos muestran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *