¿Qué me puede pasar si no pago una multa de tráfico?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

multa 2
Aunque la mayoría de conductores suelen pagar las multas de tráfico que reciben y muchos lo hacen antes de 20 días (por eso del descuento por pronto pago), lo cierto es que hay gente que no paga las multas por descuido, por desconocimiento o por decisión propia. Y claro, la pregunta que a veces se les viene a la cabeza es la que puedes leer en el titular de este artículo.

Como podrás imaginar, los recargos van llegando y la cuantía de la multa va engordando. Todo ello hasta que se toman acciones legales que no son nada agradables para el infractor, que es cuando normalmente espabila y salda su deuda.

Evolución de la multa

1- Cuando recibas la multa tendrás un descuento por pronto pago que reducirá su cuantía en un 50%, motivo por el cual la mayoría de los mortales decide pagarla lo más pronto posible si económicamente se lo puede permitir. Es el periodo voluntario y debes saber que también puedes recurrir a la sanción si consideras que es injusta.

2- Si no pagas la multa en ese periodo de tiempo, se abrirá otro plazo que se conoce como ejecutivo. No hay descuento que valga y encima te ves obligado a pagar un recargo del 5%, así que empiezan las malas noticias.

3- No resolver la situación durante el plazo ejecutivo es todavía peor. Te envían una notificación con un nuevo plazo con el sello de la Agencia Tributaria, aunque en esta ocasión el recargo es más doloroso, ya que se estira hasta el 10%.

multa
4- Pasado es nuevo plazo hay un nuevo recargo que incrementa la deuda inicial en un 20%, y que además viene acompañado del pago de unos intereses de demora que se han ido sumando desde que terminó el periodo voluntario.

5- Este punto es el más feo de todos, ya que la Agencia Tributaria toma cartas sobre el asunto y ordena el embargo de todas las cuentas bancarias que estén a tu nombre. Dicho embargo no se levanta hasta que el infractor no paga la deuda, que como puedes imaginar todavía suma más intereses de demora.

Si no tienes dinero en la cuenta del banco es probable que se ordene el embargo del vehículo (la policía local se encargará de encontrarlo) u otros bienes con los que la Agencia Tributaria te asfixiará todavía más.

Dicho esto, creo que lo más prudente es pagar las multas de tráfico lo más rápido posible a menos que quieras recurrir. No acabarás en la cárcel, pero nunca podrás dormir tranquilo porque eso siempre estará ahí. Las leyes están para cumplirlas.

Artículos recomendados:

Multas de la DGT que quizá no conozcas

¿Cómo sé si tengo multas pendientes?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *