Porsche 962C disfrutando de las calles de Japón


Volvemos a hablar del Porsche 962C, una joya de Porsche Motorsport que se adjudicó las 24 Horas de Le Mans en 1986 y 1987. Como es una especie en peligro de extinción, conviene hablar de él siempre que sale del Museo Porsche para desgastar un poco (o un mucho) sus neumáticos. Eso cuando no se trata de una unidad propia como la del protagonista de hoy…

En esta ocasión no es Chris Harris el afortunado que lo conduce, sino un japonés al que se le cae la baba con él. Veréis que durante la grabación lo aparca en una plaza para minusválidos para comprarse un Red Bull en una tienda, aunque según él solo fue durante unos segundos y lo hizo para tenerlo mejor controlado. ¿Le perdonamos?

A lo largo de los poco más de 8 minutos que dura el vídeo reconoce que no es tan difícil conducirlo por las calles. Se puede domesticar a la fiera para pasear fuera de los circuitos, aunque imagino que será como ponerle un bozal a un rottweiler.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *