Paparazzi muerto intentando fotografiar a Justin Bieber y su Ferrari


Nos enteramos por la agencia de noticias Europa Press que hoy a las 6 de la mañana, hora de Los Ángeles (las dos del mediodía en España), ha fallecido un reportero del famoseo mientras intentaba fotografiar al ídolo de las prepúberes, Justin Bieber, y su Ferrari blanco. La policía ha contado al rotativo The AngelesTime que una patrulla había detenido el coche del “cantante” (entre comillas) canadiense y un paparazzi se había acercado a sacar imágenes de la escena al reconocer el vehículo.

Estaba en estos menesteres cuando otro coche no identificado se lo ha llevado por delante al cruzar la calle, y el hombre ha fallecido en el hospital pocas horas después. Se ha abierto una investigación, pero todavía no hay ningún arresto, ni la policía va a presentar cargos contra el conductor que lo atropelló, ni las cosas están muy claras.

Según parece, al final el mismo Bieber no estaba en el coche, sino que se lo había prestado a unos amigos. O sea, que las fotos del desdichado no iban a ir a ninguna parte. Esta ampliación de la información llega desde El País.

Las aficiones del niño y sus altercados con fotógrafos

Justin Bieber, que ha cumplido ahora los 18 años, lleva tiempo ya proveyéndose de una nutrida colección de coches, además de su propio jet privado. Tenemos al Ferrari 458 Italia de color blanco que ha protagonizado este incidente, pero hay que añadir una buena recua: otro Ferrari F430 negro mate con llantas negras y rojas customizado, un Cadillac CTS-V Coupé tuneado como un Batmóvil que incluso ha llevado al SEMA Show para exponerlo, un Range Rover, un Fisker Karma cromado y un Lamborguini Gallardo Spyder.


Como es de prever en un chaval perseguido por todos los paparazzis del universo, ya ha protagonizado varios altercados al volante mientras huía de ellos. En julio fue multado por conducir “como un maníaco”, en palabras de la policía. Iba al volante del Fisker Karma.


Pero en noviembre la lió con el mismo Ferrari blanco. En vez de lanzarse a toda velocidad, como ya estaba apercibido por el incidente del Fisker, se detuvo en medio de la carretera al verse seguido por una pareja de fotógrafos y colapsó el tráfico. Mirando un poco más atrás, al volante de su Cadillac “Batmóvil” fue detenido hasta tres veces, teniendo todavía 17 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *