¡Ojo! La nueva aplicación para smartphones del RACC tiene truco


El Real Automóvil Club de Cataluña, una de las entidades para conductores con más solera y tradición, acaba de lanzar al mercado su segunda aplicación para teléfonos Android y iPhone. Se llama RACC Radar y como su propio nombre indica, ofrece una información muy valiosa.

De hecho, esta aplicación no la han desarrollado ellos, pues su complejidad y su necesidad de actualización diaria era un proyecto demasiado grande. Ha sido la empresa Roadpilot quien la ha diseñado. Da una información muy precisa y rigurosa sobre todos los radares fijos, móviles y los que sacan fotos cuando te pasas un semáforo en rojo.

La información abarca la cobertura de todo el estado español, y eso supone un seguimiento periódico de un equipo de gente que recorre y verifica el posicionamiento de los dispositivos para el control de velocidad del tráfico. Permite también que el usuario comparta con la comunidad de gente que usa la aplicación la colocación de nuevos radares en tiempo real, así que todos los datos siempre están en constante cambio y actualización.

Pero ahí está el truco

Lo que ha gestionado mal la gente del RACC es que la aplicación se anuncia como gratuita, pero a los ocho días de prueba te exige una suscripción para poder seguir utilizándola. No se trata de que compres la aplicación y ya está, sino que tienes que ir abonando mes a mes, o año a año, según sea el tipo de suscripción que elijas.

He dicho que ésta es su segunda aplicación para smarphones. La primera fue RACC Infotransit, con cobertura en la mayor parte de España. Ésta sí que es gratuita y a mí, personalmente, me funciona muy bien. Ya se sabe que con esto de los teléfonos a unos las aplicaciones les van bien y a otros les dan errores. Pero mi experiencia con ella es muy satisfactoria (tengo un Samsung Galaxy S). Infotransit te da a minuto a minuto el estado del tráfico, con acceso a cámaras de control a tiempo real. También da información sobre radares, aunque no es del todo fiable porque carece del rigor y la actualización de la RACC Radar.


Yo entiendo que una aplicación como la RACC Radar tiene unos costes muy elevados, y que la gente que la ha creado y la mantiene ha de cobrar por su trabajo, porque del aire no se vive. Pero esto es más bien una crítica a la publicidad engañosa. Si no es gratis, no se debe anunciar como tal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *