Nuevo Opel Corsa 1.3 CDTI ecoFLEX: solo consume 3,3 l/100 km


Opel nos presenta su diésel más frugal de la historia. Se trata del Opel Corsa 1.3 CDTI ecoFLEX, un utilitario tremendamente eficiente que solo consume 3,3 l/100 km y emite 88 gramos de CO2 por kilómetro recorrido. En total han reducido las emisiones y el consumo en un 26% desde que vio la luz el primer Corsa EcoFLEX, así que se puede decir que los ingenieros están haciendo un buen trabajo.

La última generación del 1.3 CDTI ecoFLEX, la que vio la luz el año pasado, tampoco andaba nada mal de emisiones y consumo. Eran de 94 gramos de CO2 por kilómetro recorrido y 3,5 l/100 km, pero teniendo en cuenta que la competencia se ha puesto las pilas tenían que seguir trabajando duro para mejorar todavía más esas cifras.

Para lograrlo se han llevado a cabo una serie de mejoras, como por ejemplo la de equipar una bomba de aceite de caudal variable que entrega únicamente la presión de aceite necesaria. Además, se utiliza un aceite especial de trasmisión de baja viscosidad para contribuir a la eficiencia.

Mejora que también afecta a la transmisión

La mejora no solo tiene que ver con el motor, sino que también está implicada la transmisión. Desde noviembre de 2012 el Corsa montará la nueva generación de transmisiones con ingeniería Opel que favorecen un cambio de marcha más suave y preciso. La tranmisión original ha sido trabajada hasta tal punto que ahora dispone de nuevos piñones y piezas modificadas, incluyendo las varillas del cambio y la horquilla que se utilizaban. El resultado es un alto confort de cambio y una garantía de funcionamiento tanto en frío como en caliente.

Lo mejor de todo esto es que las prestaciones no han tenido que disminuir por culpa del descenso de las emisiones y el consumo. Ofrece 190 Nm de par entre las 1.750 y las 3.250 rpm y la potencia sigue siendo de 95 CV. Con todo ello puede acelerar de 0 a 100 km/h en 12,3 segundos pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 177 km/h.

Chasis mejorado para una conducción más placentera

Termino hablando del chasis, mejorado para la ocasión en todas las versiones del corsa excepto en la OPC Nürburgring Edition. El sistema de amortiguación y la suspensión son capaces de adaptarse a cualquier tipo de irregularidad de forma suave y delicada. Agilidad y confort van de la mano para garantizar un trayecto agradable tanto por carretera como por ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *