Nuevo Opel Astra Sedán, la responsabilidad de 50 años de tradición


Se la juegan en Opel con este modelo. Aunque se aceptan pedidos desde junio, el coche llegará a los concesionarios en menos de un mes, así que es un acontecimiento que nos tiene la adrenalina disparada a los amantes de los sedanes. El rival a batir, entre todos los compactos de tres volúmenes y en mi humilde opinión, es el Ford Focus. Por su diseño, por sus motorizaciones y por el estilazo que tiene. Pero ya estamos muy cerca de poder comprobar si su confort y su dinamismo ponen a estos coches a la misma altura para poder entrar en liza.

Ahora mismo y hasta el nueve de septiembre, los moscovitas lo están toqueteando en su salón internacional del automóvil. Nosotros os dimos todos los datos y fotos a primeros de junio. El nuevo sedán arrastra una gran responsabilidad, ya que este año se cumplen 50 aniversarios de modelos compactos con maletero en la marca. En la foto podéis ver ese primer Opel Kadet de 1962 y el último Astra. Hacen buena pareja y siempre gusta ver cómo han cambiado los coches.

Evoluciones y fe

El anterior Astra de cuatro puertas, siempre recalcando que es mi humilde opinión, pecaba de soso. El recién nacido es mucho más atractivo, mejor balanceado en sus proporciones, de modo que en la cuestión del diseño creo que han cumplido muy bien. El Vicepresidente de Diseño, Mark Adams, dijo en su día: “La gama de modelos Astra implementa nuestro lenguaje de diseño de arte escultural unido a precisión alemana“. rotunda declaración de principios: deportivo pero elegante, dinámico pero sofisticado. Ahora bien, pasa lo que pasa: una cosa son las fotos y otra es verlo delante tuyo. No sé si a vosotros os sucede lo mismo, pero a mí me suele deparar sorpresas cuando al fin veo un modelo nuevo en la calle. Por eso hay que esperar antes de dar un veredicto rotundo.

Las motorizaciones con las que va a salir son ya muy conocidas en Opel, y pienso que suficientemente satisfactorias, pero en pocos meses creo que pueden dar un buen campanazo cuando se incorporen los nuevos motores SIDI ECOTEC que Opel está a punto de destapar. Será el momento de ver si hay pimienta y salsa picante debajo del capó y superamos los 140 CV que de momento van a ser el tope en la gama. Yo tengo fe en Opel.

Ya sabéis, todos aquellos a los que os gusta el Insignia pero se os dispara de precio, me parece que vais a gozar con el Astra sedán. Por el espacio no os preocupéis, pues es prácticamente calcado en dimensiones al último Vectra. Por mi parte, y como soñar no cuesta dinero, me haría muy feliz que lo lanzaran en una versión cabrio espectacular, o una variante de dos puertas, un coupé para gozar plenamente de la filosofía de diseño que está usando Opel. Sería como ver nacer de nuevo a aquel Opel Calibra. A mí, fe no me falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *