Nuevo Nissan Note 2013


Los monovolúmenes que aparecieron hace unos años segregados de los utilitarios siempre han quedado en tierra de nadie; parecía un nicho que no tenía mucho que ofrecer, pero para Nissan, el Note ha sido una revolución. Y ya le ha llegado el turno de renovarse. Se ha presentado en Osanbashi, Yokohama.

El nuevo Note es la versión de producción del concept Invitation que pudimos ver por primera vez este invierno pasado en Génova y que se ha traducido en su mayor parte en coche real. Los prototipos de las marcas cada vez tocan más con los pies en el suelo y cuando saltan a la producción conservan aquello que los hace especiales.

Mientras que el primer Note tenía vocación clara de monovolumen, su sucesor tiene más pinta de querer meterse en la categoría de los hatchback, aunque conservando la amplitud que respira el pasajero. Los de Nissan llaman a su diseño de techo elevado “air cabin”.

Motores para la primera hornada

En Japón, el segundo Note saldrá este otoño, pudiendo elegir entre dos escalones de un mismo motor gasolina: un 1.2 litros de tres cilindros. Uno será atmosférico y el otro turboalimentado. Ambos incorporarán el sistema de Start&Stop y un nuevo desarrollo de la caja automática CVT bautizada como Xtronic.

Con el sistema de mediciones de consumo japonés, Nisan pone sobre el papel que se pueden recorrer más de 25 kilómetros con un sólo litro de gasolina. Traducido a la europea, esto significa 4 litros a los cien kilómetros. Eso pone a este gasolina dentro de la franja de consumo de los diesel en coches con tamaño similar.

Nisan no ha dado detalles del rendimiento, pero tenemos algo con lo que comparar. Estos motores de 1.2 están presentes en el micra, y sus escalones de potencia son de 79 y 89 CV.

Habrá sorpresas tecnológicas en materia de conducción y de seguridad, como un sistema de monitorización de todos ángulos del coche y un asistente de aparcamiento.

En Japón el nuevo Note se fabricará en la planta de Kyushu, mientras que su hermano europeo saldrá de las entrañas de Sunderland, en Inglaterra, a primeros del 2013.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *