Nissan Extrem Concept


Nissan sigue erre que erre en la búsqueda de nuevos SUVs que puedan reventar el mercado a su favor. Con el Qashqai lo han logrado y con el Juke no les va nada mal, así que en las últimas semanas se han atrevido a presentar dos nuevos modelos que podrían encajar a la perfección en ese segmento.

Uno de ellos fue el Nissan TeRRa que os presenté a finales de septiembre. El prototipo se dejó ver por primera vez en el Salón del Automóvil de París, donde logró despertar el interés de los más curiosos. En esta ocasión el escenario es distinto, ya que se trata del Salón del Automóvil de Sao Paulo, aunque el objetivo es muy parecido. La criatura se llama Nissan Extrem Concept y llega para sentar las bases de un nuevo proyecto que va destinado única y exclusivamente al mercado brasileño.


Ayer ya os comenté la llegada de BMW a Sudamérica vía Brasil, algo que se hará oficial mañana mismo. Allí contarán con una nueva planta de producción que les servirá para atender mejor al público brasileño, y de paso se ganarán el cariño de más de uno al anunciar una inversión de 1.000 millones de dólares y la creación de 1.500 puestos de empleo.

Demasiado original para ser real

Volviendo al Extrem Concept, hay que decir que es un 2+2 de dimensiones contenidas: 3,85 metros de largo, 1,765 de ancho y 1,53 de alto. La distancia entre ejes es de 2,45 metros.

Estéticamente está muy musculado y tiene una cintura que me recuerda a la del BMW X6. Por lo demás, poco que decir, ya que muchos de los elementos que incorpora son inimaginables para una tirada de producción considerable. Por poner un ejemplo, podría citar sus enormes llantas de seis radios que parecen cuchillas.


El motor que montará será un gasolina 1.6 DIG-T de inyección directa turboalimentado. De su potencia nada se sabe hasta la fecha y se rumorea que podría estar disponible tanto con tracción delantera como integral.

De momento no está en mente de los responsables de Nissan llevar el Extrem Concept a producción, aunque si tiene éxito y reciben muchas peticiones tal vez se lo replanteen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *