MINI Paceman al completo


A finales de 2010 os hablé del MINI Paceman Concept, un modelo que por aquel entonces no se sabía si tendría versión de producción. La confirmación llegó en enero de 2011 y hemos tenido que esperar hasta hoy para conocer todos sus datos y ver las primeras imágenes oficiales del modelo que se empezará a comercializar en marzo de 2013. Lo bueno se hace esperar.

Cuando el MINI Paceman llegue a los concesionarios lo hará con cuatro motorizaciones, dos gasolina y dos diésel de entre 112 y 184 CV. Todas ellas irán asociadas a una caja de cambios manual de serie y opcionalmente se podrá optar por la tracción integral ALL4.

Cambios evidentes y un equipamiento de serie que no es para tirar cohetes

Los cambios respecto al MINI Countryman son evidentes en el apartado estético. Además, también se dejan notar en el chasis y en la suspensión, adaptados para ofrecer un nivel de conducción más deportivo. Lo que también cambia considerablemente es el interior, de cuatro plazas y sin opción a cinco.


Las diferencias respecto al MINI Countryman son fáciles de encontrar. La carrocería es de tres puertas, los faros traseros son distintos, incorpora un emblema que identifica el modelo y lleva un alerón de serie que a mí particularmente no me gusta nada.

Para la carrocería hay ocho colores distintos y el techo se puede pintar de blanco o negro (además de dejarlo con el mismo color de la carrocería). Las llantas de serie son de 16 y 17 pulgadas en función de la versión elegida, pero opcionalmente también se pueden montar unas de 18 y 19 pulgadas.

Del equipamiento de serie hay que destacar los anclajes Isofix traseros, el Center Rail que parte en dos el habitáculo, los espejos con regulación eléctrica, los airbags frontales y laterales, el volante de cuero multifunción para las versiones S y SD y su radio CD con conexión auxiliar. Opcionalmente hay techo solar de cristal, faros de xenón, sensor de lluvia, GPS, asientos calefactables, climatizador…

Motores disponibles en función de la versión

MINI Cooper Paceman: Es la versión de acceso a la gama gasolina. Es un cuatro cilindros 1.6 con sistema Valvetronic que ofrece 122 CV a 6.000 RPM y 160 Nm de par máximo a 4.250 RPM. Pasa de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 184 km/h. Consume 6 l/100 km y emite 140 g/km de dióxido de carbono.

MINI Cooper S Paceman: Monta un cuatro cilindros turboalimentado 1.6 que entrega 184 CV a 5.500 RPM y un par máximo de 240 Nm a 1.600 RPM. Acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y su velocidad máxima es de 217 km/h. Consume 6,1 l/100 km y emite 143 g/km de dióxido de carbono.


MINI Cooper D Paceman: Es la versión de acceso a la gama diésel. Es un cuatro cilindros de inyección Common Rail 1.6 que entrega 112 CV de potencia a 4.000 RPM y un par máximo de 270 Nm. El 0 a 100 km/h lo completa en 10,8 segundos y puede alcanzar una velocidad punta de 187 km/h. Consume 4,4 l/100 km y emite 115 g/km de dióxido de carbono.

MINI Cooper SD Paceman: Es la opción más potente en diésel. Es un turbodiésel 2.0 de 143 CV a 4.000 RPM y 305 Nm de par máximo desde 1.750 RPM. Pasa de 0 a 100 km/h en 9,2 segundos y acaricia los 200 km/h de velocidad máxima. Consume de media 4,6 l/100 km y emite 122 g/km de dióxido de carbono.

Por último, y antes de que os deleitéis con los vídeos y la galería de imágenes, deciros que más adelante llegará la versión John Cooper Works, la más potente de todas. Todavía no tiene fecha de llegada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *